Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La falta de previsión deja en el aire la fórmula para el juramento

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 María Fabra

Felipe de Borbón será proclamado rey en una ceremonia ante las Cortes Generales. La Constitución solo señala que deberá jurar “desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas”. La ley general que podía dictar las fórmulas nunca ha sido dictada por lo que las palabras con las que Felipe VI accederá a la Corona no están regladas. Lo que sí marca la Ley Fundamental es que, como monarquía parlamentaria, las Cortes han de ser el escenario no solo del juramento, sino también de la proclamación del nuevo rey.

La ausencia de una norma imposibilita reseñar cómo será el acto, sus intervinientes y el protocolo. No hay antecedentes, ya que don Juan Carlos fue nombrado sucesor en la jefatura del Estado y, años después, proclamado rey bajo las leyes de sucesión de Franco. En 1969, don Juan Carlos “juró lealtad a su Excelencia el jefe del Estado y fidelidad a los Principios del Movimiento Nacional y demás Leyes Fundamentales del Reino”, tal como dijo en su intervención.

Tampoco sirve la fórmula con la que, el 22 de noviembre de 1975, el Rey juró “por Dios y sobre los santos evangelios cumplir y hacer cumplir las leyes fundamentales del reino y guardar lealtad a los principios que informan el movimiento nacional”. La peculiaridad de ese día fue que, además del juramento, don Juan Carlos decidió dar un discurso.

La única referencia cercana es el juramento de la Constitución del Príncipe, al cumplir los 18 años, en 1986. Ni el Rey ni don Felipe vistieron uniforme militar. Tampoco se hicieron visibles símbolos religiosos católicos y fue el presidente del Congreso Gregorio Peces Barba el encargado de redactar las breves palabras: “Juro desempeñar fielmente mis funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes, respetar los derechos de los ciudadanos y de las comunidades autónomas y fidelidad al Rey”, dijo don Felipe, limitándose a lo que señala el artículo 61 de la Constitución.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon