Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La fiebre 'fintech' amenaza ahora a las aseguradoras: llega el fenómeno 'insurtech'

El Confidencial El Confidencial 09/06/2016 Jaume Esteve

La tecnología llega a los seguros. No hablamos de Rastreator ni de Acierto. Más allá del puro comparador de tarifas, existen un puñado de aplicaciones que quieren tirar de 'gadgets', algoritmos e inteligencia artificial para ofrecer todo tipo de servicios, más personalizados y ajustados a las necesidades de cada cliente. Es la hora del 'insurtech'.

Lea también: [Cómo Apple, Samsung y las 'fintech' le están comiendo el pastel a la banca tradicional]

La palabra comienza a estar de moda en círculos 'techies' y lo hace en diferentes ámbitos. ¿Tecnología capaz de medir si un conductor se comporta de manera temeraria en la calle? ¿Pulseras o relojes inteligentes capaces de registrar los hábitos de vida de una persona? ¿O plataformas que te ayuden a gestionar mejor tus seguros para evitar duplicidades y ahorrarte un pellizco al año?

Todas estas mejoras son posibles con la aplicación de la tecnología a un ámbito que, hasta la fecha, no la ha explotado. Algunas compañías de seguro ofrecen, en Estados Unidos, pulseras Fitbit para ofrecer descuentos a aquellas personas dispuestas a que se monitorice su actividad física. "En Estados Unidos existe un aparato que colocas en el coche y te dice qué tipo de conductor eres", explica Vicente Arias, responsable de Coverfy, una aplicación 'insurtech' que tiene prevista su llegada a los móviles españoles a lo largo de la próxima semana.

El terreno 'insurtech' todavía está verde por lo que se desconoce qué iniciativas se van a imponer. "Estamos ahora mismo en el momento en que Colón llegó a las playas de América. Hay un mundo enorme que explorar, no se sabe si para arriba, abajo o el medio", explica a Teknautas por teléfono.

Entre esas diferentes iniciativas se encuentran soluciones para paladares muy variados. Los seguros peer to peer, o P2P, crean una mutua, formada por un grupo de amigos, familiares o conocidos, que aportan una cuota para cubrirse ante un eventual riesgo y evitan el pago de comisiones. Si al final del año, ninguno de los miembros ha tenido que hacer uso de ese fondo, se pueden redistribuir entre los miembros o mantener de cara a futuros ejercicios.

Ese modelo, que está presente en Estados Unidos (Lemonade), el Reino Unido (Guevara) o Alemania (Friendsurance), está pensado también para minimizar los fraudes que los clientes cometen sobre las compañías. "Si estás en un grupo con familia y amigos, no es plan de rayar el coche para que además te lo pinten si alguien te ha dado un golpe", afirma Arias. Esos grupos, cerrados, sólo admiten la entrada mediante invitación por lo que se pretende que su naturaleza esté restringida a unos pocos usuarios. El problema del modelo P2P, según Arias, es que en España "no ha terminado de explotar" aunque no será por intentos: Sharenjoy se ha hecho con un premio de la incubadora digital de Caser.

No es la única reinvención del sector de los seguros. Trov, que acaba de llegar a Australia y el Reino Unido, permite asegurar objetos específicos. ¿Un portátil? ¿Esos cascos que siempre te llevas de viaje? ¿Tu televisión? La 'app' te permite hacer todas las gestiones desde el móvil, desde la gestión de la póliza hasta las posibles reclamaciones y permite cubrir los objetos por espacios de tiempo muy corto, en lugar de las tradicionales cuotas anuales.

Alemania y el Reino Unido son dos de los países con mayor penetración de tecnología 'insurtech' en Europa. Rocket Internet, un importante fondo de inversión alemán, ha apostado por alternativas como Safe, una 'app' que también gestiona las polizas desde el móvil. En Estados Unidos se va un paso más allá: "Existen los seguros por horas. ¿Por qué pago un seguro de coche si sólo lo cojo los fines de semana?

Coverfy: todos tus seguros, en el teléfono

En este terreno inexplorado se presenta Coverfy en España. La aplicación, exclusiva para móvil, es el fruto del trabajo de Vicente Arias en este terreno para ofrecer un producto "que te ahorre tiempo, optimice tus seguros y los gestione". ¿Cómo? A través de una aplicación en la que estarán integradas todas las pólizas que el usuario haya contratado (hogar, médico, automóvil, vida, viaje, mascotas) y que permitirá obtener información de manera instantánea, compararla con la competencia y gestionarla al minuto.

"La idea surge de un viaje a Estados Unidos. Estuve allí un par de meses el año pasado y mi pareja estaba embarazada. Nunca coontrato un seguro de viaje pero hicimos uno para cada uno: pagamos 140 euros por cabeza".

Lo que Arias no sabía, y sospecha que muchos dueños de un seguro tampoco, es que estaba pagando por coberturas que ya tenía contratadas a través de otros servicios. "Si hubiese tenido una herramienta que me dijera lo que me cubren todos mis seguros, habría pagado 17 euros", admite. Por un extra, el creador de coverfy podría haber aumentado su cobertura en Sanitas y tenía cubiertos otros aspectos por haber comprado los billetes con una tarjeta Visa.

No acaban ahí las duplicidades que pretende eliminar con Coverfy. "Es un sector bastante oscuro en el que compras un seguro pero no sabes lo que te venden. Cuando compras un coche lo pones a todo riesgo pero yo tengo asistencia en carretera del RACC, no la necesito y puedo ahorrarme un dinero", explica.

Para dar salida a un producto que estará disponible, de manera exclusiva, en teléfonos móviles, el equipo de Arias ha hablado con "unas 24 compañías de seguros" con las que tiene preacuerdos a falta de lanzar la versión definitiva de la 'app'. "Colaboramos con ellas, pero no vamos de la mano", admite.

Los seguros P2P permiten que sus miembros recuperen parte de la cuota si nadie reporta un suceso. © Proporcionado por El Confidencial Los seguros P2P permiten que sus miembros recuperen parte de la cuota si nadie reporta un suceso.

Abrirse paso en España no es tarea fácil: "Es un mercado con una legislación superdura". Para montar una aplicación que vaya a gestionar seguros, es necesario que la firma que lo haga se registre como corredor de seguros. Pero no acaban ahí las pegas, ya que todos los empleados que vayan a estar en contacto con las pólizas necesitan de una formación que puede ir de las 50 a las 2.000 horas en función de la especialización. "Tengo tres técnicos y se han tenido que sacar el título", ilustra Arias.

El poder, en manos del usuario

El creador de Coverfy asegura que la suya no es una aplicación pensada para que el cliente pague menos. A diferencia de los comparadores, esta 'app' pretende poner, en la palma de la mano, todos los datos para que sea el asegurado el que tome la decisión que más le convenga.

"Intentamos que el cliente pague menos, pero no es el único objetivo. Puede estar pagando 200 euros por un seguro de hogar, tener una oferta muy baja de 140, otra de 187 que le ofrezca la mejor cobertura y una tercera por 226 euros. Que sea el usuario el que decida, pero que tenga toda la información posible", argumenta Arias.

Si no hay contratiempos, Coverfy estará en las tiendas digitales de iOS y Android en cuestión de días. Arias espera que esté listo la semana que viene. No será la única alternativa 'insurtech' con sabor español (Axa tiene un acuerdo específico con Blablacar en nuestro país, Next ofrece seguros de auto personalizados), aunque sí una de las pocas que están en el mercado dispuestas a hacerse con el próximo gran pastel tecnológico.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon