Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La FIFA responderá en una semana a las acusaciones de corrupción

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Agencias
Blatter, en el centro, rodeado por Mohamed Bin Hammam, a la derecha, y el jeque Khalifa bin Ahmed Al-Thani, presidente de la federación qatarí, en 2008. © FADI AL-ASSAAD Blatter, en el centro, rodeado por Mohamed Bin Hammam, a la derecha, y el jeque Khalifa bin Ahmed Al-Thani, presidente de la federación qatarí, en 2008.

La Comisión de Ética de la FIFA ha anunciado este lunes que espera haber completado para el próximo 9 de junio la fase de investigación sobre los procesos de candidatura de los Mundiales de Rusia 2018 y Catar 2022, tras las últimas informaciones que hablan de sobornos millonarios para la elección del segundo. "Tras varios meses de entrevistar testigos y recolectar información, aspiramos a completar la fase de investigación para el 9 de junio de 2014, para enviar aproximadamente en seis semanas el informe a la Cámara de Adjudicación", señaló en un comunicado la Comisión de Ética de la FIFA.

El documento, firmado por el presidente de dicha Comisión, Michael J. García, y por su vicepresidente, Cornel Borbely, añade: "El informe considerará toda la evidencia relacionada potencialmente con el proceso de presentación, incluyendo la evidencia recogida por investigaciones anteriores". El órgano de Instrucción de la Comisión de Ética se manifestó así en respuesta a las consultas relacionadas con su investigación sobre los procesos de presentación de candidaturas para los Mundiales de 2018 y 2022, después de las informaciones publicadas estos días por la prensa británica.

Según publicó ayer el diario The Sunday Times, el exdirectivo qatarí de la FIFA Mohamed ben Hammam efectuó pagos por unos 3,7 millones de euros a responsables de fútbol africanos para comprar el Mundial de 2022 para Qatar.

De acuerdo con el periódico existen miles de facturas, faxes y correos electrónicos que demuestran intercambios entre Ben Hammam y directivos africanos que, aunque no tenían voto, podían influir en el resultado. Ben Hammam, expresidente de la Comisión Asiática de Fútbol (AFC) entre 2002 y 2011 y vicepresidente de la FIFA, dimitió de todos sus cargos en el fútbol en diciembre de 2012 después de haber sido inhabilitado de por vida por la Comisión Ética de la FIFA por violaciones reiteradas del Código Ético de este organismo.

La inhabilitación a perpetuidad se basó en el informe del órgano de instrucción de la citada comisión, que atribuía al qatarí "violaciones reiteradas" del artículo 19 del Código Ético referido al conflicto de intereses durante sus mandatos en calidad de presidente de la AFC y miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA entre 2008 y 2011. La investigación sobre el comportamiento de Ben Hammam se inició tras una denuncia del secretario general de la CONCACAF, el estadounidense Chuck Blazer, que le implicaba junto al presidente de esta confederación, el trinitense Jack A. Warner, en la posible compra de votos para ser elegido presidente de la FIFA en las elecciones de junio de 2011 a cambio de 40.000 dólares.

El directivo qatarí, que era el único rival de Joseph Blatter en dichas elecciones, fue suspendido provisionalmente en vísperas de aquellos comicios en los que el suizo Joseph Blatter inició su cuarto mandato al frente de la FIFA.

Las pesquisas derivaron en otro procedimiento en el que se concluyó que Ben Hammam presuntamente se enriqueció con fondos de la AFC y entregó miles de dólares a amigos y familiares.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon