Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Fiscalía pide que Matas pague los 1,2 millones que costó el proyecto de la ópera de Calatrava

Logotipo de El Mundo El Mundo 27/09/2017 EDUARDO COLOM, LOLA SAMPEDRO

La Fiscalía Anticorrupción ha peiddo que Jaume Matas sea condenado a pagar los 1,2 millones de euros que costó el proyecto de la ópera de Palma. De esta forma eleva la petición inicial al multiplicar por diez la indemnización que originalmente de 120.000 euros. La fiscal mantiene la solicitud de un año y tres meses de cárcel por tráfico de influencias y prevaricación.

La Abogacía de la Comunidad, que ejerce la acusación particular, se ha adherido a las peticiones de la Fiscalía y ha hecho especial mención al aumento a 1,2 millones de euros en concepto de perjuicios derivados de la prevaricación. Por su parte, la defensa de Matas ha pedido la libre absolución de su representado y ha solicitado que se aprecie la atenuante muy cualificada de dilación indebida, informa Europa Press

Calatrava: "Era un gran proyecto"

Santiago Calatrava ha defendido este miércoles ante el juez su ópera de Palma. "Era un gran proyecto que hubiera cambiado la fisionomía de cualquier ciudad", ha dicho el arquitecto, que ha declarado como testigo en el juicio por la tercera pieza de la macrocausa del Palma Arena, sobre el encargo que el Govern de Jaume Matas le hizo de forma presuntamente irregular del mencionado proyecto de palacio de la ópera por 1,2 millones de euros en 2007.

Según ha manifestado Calatrava, tras el encargo verbal de Matas, el arquitecto puso a todo su despacho a trabajar. También ha asegurado que pidieron dos millones de euros por el proyecto, aunque finalmente aceptaron los 1,2 millones que fijó el Govern balear. Tras reunirse con el presidente Matas en Roma, ha declarado, el arquitecto se puso a trabajar en bocetos.

El arquitecto también ha afirmado que si no hubiera firmado el contrato con el Govern de Matas en abril de 2007 "no hubiera cobrado nada", pese a que llevaba meses trabajando en un proyecto para la bahía de Palma que incluía un edificio singular de una ópera. Durante su comparecencia, ha corroborado que Matas se puso en contacto con él para proponerle el proyecto en 2006, en una reunión organizada por el editor Pedro Serra. Después hubo una reunión posterior en febrero de 2007 y ya tenía "la certeza de tener un encargo" aunque aún no tenía un contrato, informa Europa Press.

En ese sentido, el arquitecto ha asegurado que estaría "encantado" de presentar hoy el proyecto de reordenación del Muelle Viejo de Palma y construcción de un palacio de la ópera que le encargó Matas para que los mallorquines apreciaran "la bondad" de una idea que cree vigente. El arquitecto ha señalado que, en contra de lo que argumentó el ex presidente balear para justificar el encargo directo, su despacho ha competido en muchos concursos para el diseño y ejecución de proyectos en todo el mundo.

Calatrava se ha mostrado muy interesado en la arquitectura clásica del patio interior del Palacio de Justicia (sede de la Audiencia que juzga la causa) y en su escalinata, que ha contemplado durante un rato junto a sus asesores.

El contrato "vino impuesto"

© Proporcionado por elmundo.es

Otro de los que han declarado este miércoles ha sido el ex gerente del Ibisec durante el segundo Govern de Jaume Matas, quien ha corroborado ante el juez que el contenido del contrato para la ópera de Palma vino "impuesto" porque "se tenía que adjudicar" a Calatrava. Su versión coincide con la de otros técnicos del Ibisec que este martes aseguraron que fueron presionados para afirmar en informes que el proyecto sólo lo podía realizar Calatrava.

La fiscal, Laura Pellón, ha preguntado al ex gerente si todo el expediente fue "un formalismo para vestir un acuerdo previamente adoptado", a lo que el testigo ha respondido afirmativamente. "Ya estaba acordado", ha apostillado.

El testigo ha contado que el entonces conseller de Educación y Cultura, Francesc Fiol, le transmitió que tenían que hacer un concurso para la redacción de la remodelación del Moll Vell, que este encargo venía de Presidencia y que "se tenía que adjudicar a Calatrava". En este sentido, el gerente ha confirmado que los técnicos "tenían que decir que las características de la arquitectura de Calatrava se adaptaban al proyecto".

En cuanto al precio (1,2 millones por el diseño del proyecto), ha detallado que venía especificado en el acuerdo del Consell de Govern. "Me dijeron que era el precio que tenía que incluir", ha dicho. En este sentido, el ex gerente del Ibisec ha señalado que hubo "prisas". "Se me insistía en que aquello pudiese llegar a la adjudicación lo más rápido posible", ha narrado. Eso le provocó "cierta inseguridad". Asimismo, ha declarado que aunque manifestó su oposición, él "no era la pieza imprescindible" para la tramitación. "No me quedaba otra", ha enfatizado.

Matas: "Él era el único capaz"

Ayer martes fue el turno de Matas, quien declaró ante el juez que Calatrava era "el único" capaz de realizar un proyecto de las características de la ópera de Palma. El ex presidente destacó la "publicidad" que ello generaría para la ciudad de Palma y recalcó el "prestigio" del arquitecto valenciano.

Durante la misma sesión, el ex secretario general de la Conselleria de Cultura y Educación del Govern de Matas admitió que sacó de Wikipedia un "párrafo" para incluirlo en el acuerdo del Consell de Govern sobre dicho proyecto, de forma que "encajara" con el perfil de Calatrava.

En la sesión de ayer, también declararon varios testigos que aseguraron haber sido presionados y que les dijeron que el proyecto de Calatrava tenía que salir "sí o sí", porque era una orden de Matas. "Querían que dijéramos que ese edificio sólo lo podía hacer Calatrava. Dijimos que era obvio que no", dijo una arquitecta del Ibisec. "La situación era tensa, yo me sentía muy incómoda, con toda la presión firmé lo que puedo afirmar que creo que es verdad", contó la funcionaria.

El ex conseller de Educación y Cultura en el Govern de Matas, Francesc Fiol, también declaró este martes ante el juez y sostuvo que Matas le informó del precio del proyecto (de que estaría alrededor de un millón de euros) antes de que el Consell de Govern aprobara el acuerdo del proyecto.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon