Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La fiscalía añade un presunto delito de prevaricación de la exalcaldesa de Jerez

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Ana Huguet

Finalmente no ha quedado visto para sentencia el juicio contra la exalcaldesa de Jerez Pilar Sánchez por el caso denominado desvío de fondos. Tras la declaración de todos los testigos, el fiscal ha endurecido su escrito de calificación contra la exregidora socialista por pagar la nómina de la plantilla municipal con fondos del Plan E ingresados por el Estado en cuentas restringidas. Al delito de fraude de subvenciones por el que el Ministerio Público ya solicitaba tres años de prisión y tres de inhabilitación, se añade ahora un delito de prevaricación continuada en concurso medial para el que pide nueve años de inhabilitación especial para cargo electo. El fiscal también mantiene para Sánchez la multa de 8,6 millones de euros, el resultado de sumar los 6,4 millones del desfase de tesorería provocado en el Consistorio por la retirada de fondos estatales más el tercio legal.

Con la variación de última hora, el fiscal solicita para Sánchez tres años de cárcel y 12 de inhabilitación especial para cargo electo.

La defensa ha alegado “indefensión” y la magistrada ha accedido a aplazar la vista hasta el martes 17 de junio, jornada en la que las partes expondrán las conclusiones y lel juicio quedará visto para sentencia.

En la sesión de hoy se han enfrentado los argumentos del fiscal Manuel Luis Arjona y de uno de los testigos, Gema Pedraza, quien fuera directora de contratación del Plan E en el gobierno de Sánchez. Pedraza ha afirmado en sala que hasta que fue cesada en su cargo por el actual gobierno del PP se pagaron "todas las certificaciones de obras" financiadas por los planes anticrisis aprobados por el expresidente Zapatero. El ministerio público, por su parte, ha expuesto que la exalcaldesa Pilar Sánchez dejó de pagar el 93% de las certificaciones, motivo por el que se paralizaron o ralentizaron las obras que estaban siendo financiadas por el Estado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon