Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Generalitat cifra el déficit fiscal de Cataluña entre 11.000 y 15.000 millones

EL PAÍS EL PAÍS 12/06/2014 Lluís Pellicer
El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, a su llegada hoy a la reunión semanal del Govern. © TONI ALBIR El consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, a su llegada hoy a la reunión semanal del Govern.

El déficit fiscal de Cataluña con el Estado fue de entre 11.087 y 15.006 millones de euros, equivalentes a una horquilla de entre el 5,7% y el 7,7% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2011, el último año con datos cerrados disponibles. Así lo ha anunciado hoy el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, que ha presentado el trabajo elaborado por una comisión de cinco académicos. El saldo, que mide el impacto de la política fiscal del Estado en Cataluña, sigue siendo negativo. Sin embargo, los números rojos se redujeron en unos 1.500 millones de euros.

Pese a recordar que las balanzas fiscales no son lo mismo que el modelo de financiación, Mas-Colell ha aprovechado para subrayar que el Ministerio aún no ha aprobado el nuevo modelo que debía entrar en vigor este año. “Y me temo que no lo estará en 2015 tampoco”, ha lamentado. El consejero ha sostenido de que el sistema “no es suficiente” para “cubrir las necesidades” de las comunidades, y ha advertido de que en caso de que eso no se corrija el Estado pueda recentralizar competencias y “financiar directamente servicios del estado del bienestar”.

Las balanzas fiscales se han elaborado mediante dos métodos: el de carga beneficio y el del flujo monetario. El primero trata de ser un indicador del bienestar y el segundo trata de calcular el impacto directo del gasto del Estado en un territorio. Por ejemplo, el método del flujo monetario considera que el gasto en una estación del AVE en Barcelona debe computar solo en Cataluña, puesto que a su alrededor se abrirán tiendas, restaurantes y se generará actividad económica. Mediante este cálculo, el déficit fiscal asciende a 15.006 millones de euros. El otro método, el de carga beneficio, considera, en cambio, que esa estación del AVE no solo puede computarse en Cataluña, porque esa estación forma parte de una red ferroviaria. Con ese método, el déficit fiscal en 2011 fue de 11.087 millones de euros.

más información
  • La Generalitat denuncia que el sistema castiga a Cataluña, Madrid y Murcia
  • La guerra de los agravios
  • Las balanzas fiscales de Montoro pierden apoyos entre los académicos

Mas-Colell ha admitido que “es natural” que si Cataluña está “por encima de la media contribuya más”. “Luego discutiremos si más o menos”, ha agregado. “Pero tenemos derecho a recibir solidaridad de vuelta, que no es que se nos facilite tesorería, sino respeto a la propia identidad y autogobierno”, ha añadido. La aportación de Cataluña ascendió a entre el 18,9% y el 19,2% de todos los ingresos tributarios –el peso de la economía catalana es del 18,6%--, mientras que recibió entre el 14% y el 15% del gasto del Estado, cuando su población es del 16%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon