Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La gran multiplicación de Podemos

El Mundo El Mundo 13/06/2014 ÁLVARO CARVAJAL
© Proporcionado por elmundo.es

se multiplica día a día. El movimiento encabezado por se ha convertido en un fenómeno social que ha disparado su número de simpatizantes después del éxito electoral en las europeas, donde sorprendió con . Desde entonces, los «círculos» -asambleas sobre las que se organiza- han aumentado más de un 50%. «Es una bola de nieve que ha echado a rodar porque cada día hay más gente que cree en que sí se puede», explica uno de sus miembros.

Si el movimiento apenas estaba formado por 300 círculos antes del 25-M, ahora ya son más de 450. Y subiendo. Pero este espectacular crecimiento no recoge la verdadera eclosión de Podemos, que no es otra que el número de personas que participan activamente. Hay viejos círculos que se han duplicado o triplicado, pero para éxito, el caso del Círculo de Valencia, donde se pasó de recibir a 100 personas a más de mil en la última reunión.

«Estamos desbordados. Es la mejor noticia que podíamos tener», afirma Miguel Bermejo, miembro de la comisión de extensión y círculos, cuyo correo electrónico «recibe constantemente mensajes» con propuestas para crear nuevas asambleas. En conversación con este periódico, reconoce que cuantificar el crecimiento de Podemos es una tarea imposible porque el movimiento funciona sin censos. No saben cuántos simpatizantes son. No hay un registro oficial. Ni siquiera saben cuántas personas integran cada círculo. Porque éstos sólo son una «herramienta abierta» a cualquiera ciudadano donde debatir y proponer. Además, cada uno de ellos es autónomo.

Bermejo explica que este crecimiento hay que entenderlo como «una ola ilusión» que llega tras demostrar en las elecciones europeas que puede haber un cambio. «Y había gente que estaba esperando a ver que eso era posible», apostilla.

Sandra Mínguez, del Círculo de Valencia, apunta que el aumento de simpatizantes en las últimas semanas ha sido tan «brutal» que han tenido que comenzar a reestructurarse y a formar nuevas comisiones. De hecho, han multiplicado por 10 los interesados en su última asamblea. «No es una moda pasajera», recalca, «la gente que se ha acercado tiene mucha ilusión y ganas de trabajar».

El veterano Círculo de San Blas, en Madrid, también vive estos días «un impresionante salto». Pedro Barragán subraya que la primera consecuencia ha sido tener que trasladar sus reuniones a una plaza al aire libre, porque ya no entran en ningún sitio. De los simpatizantes de su nacimiento han pasado a tener más de 600 contactos registrados y más de 2.000 amigos en Facebook. «La gente ha reconocido en nosotros que podemos cambiar de verdad la situación», dice. Esto es «imparable».

Además de asambleas territoriales, también se están creando por sectores. Maitane Faturechi pertenece al Círculo del Deporte, que también nota el efecto Podemos. Antes de las elecciones eran 10 y ahora están «por los 60». «El 15-M plantó un punto de inflexión. Y ahora Podemos otro», afirma. En Alcalá de Henares, donde también participa, ha multiplicado sus miembros por cinco. De 20, a más de 100 personas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon