Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La herida de "todos los dedos rotos" admite que sólo tiene capsulitis en uno

Logotipo de El Mundo El Mundo 03/10/2017 EL MUNDO

"No hacía nada más que defender a la gente mayor porque han pegado a niños y a gente mayor y me han cogido, me han tirado por las escaleras, me han tirado cosas, me han roto los dedos de la mano expresamente, uno por uno. En medio de las escaleras con la ropa levantada me han tocado las tetas mientras reían. Y me han pegado. Explícalo Laura, explica lo que están haciendo. Por favor, que se enteren todos. Y me han roto los dedos de la mano uno por uno expresamente. Esto es mucha maldad, mucha maldad, mucha...".

Éste es el mensaje de voz que Marta Torrecillas envió a Laura, la madre de un amigo, para relatar la violencia policial que sufrió en el Instituto Pau Claris del barrio del Exaimple de Barcelona. Su mensaje de "me han roto los dedos de la mano uno por uno" se volvió viral al poco tiempo y se convirtió en el símbolo de la represión policial

durante el 1-O.

Esta mujer, de 33 años, formaba parte de una de las mesas electorales del referéndum ilegal que se celebró el domingo. Cuando los agentes

llegaron a llevarse las urnas

a su colegio, ella subió para impedirlo. Según su relato, la policía le agredió, le tiró por las escaleras, le tocó las tetas y se rió de ella.

En el vídeo se ve cómo los agentes le agarran y le intentan hacer bajar por las escaleras. En ese momento, se produce un forcejeo porque ella se resiste y se agarra a un compañero. El policía tira con fuerza de su mano para conseguir que descienda los peldaños.

En ningún momento se observa que los policías le toquen los pechos ni que se rían de ella. Pero lo más curioso de todo es que el agente le agarra de la mano derecha mientras que ella aparece posteriormente con la mano izquierda vendada.

Torrecillas fue atendida por un equipo del servicio de emergencias médicas, pero no quiso acudir al hospital porque antes tenía que votar en el referéndum, según informó 'La Vanguardia'.

Al final, la herida no tiene los dedos rotos. De hecho, como ella misma confesó ayer en TV3, sólo tiene capsulitis en uno de los dedos: "Se te quedan los dedos tiesos y no los puedes mover. Es lo que me han hecho." La capsulitis es la inflamación de una cápsula que recubre la articulación y se caracteriza por una limitación del movimiento y por generar mucho dolor.

La confesión de Marta Torrecillas ha provocado críticas en las redes sociales por haber falseado los hechos.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon