Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La histórica Taverna del Mar reabre sus puertas renovada

La Vanguardia La Vanguardia 06/06/2014 Sílvia Oller

El histórico restaurante La Taverna del Mar de S’Agaró, construido en 1929 y catalogado como Bien Cultural de Interés Local, ha reabierto al público tras meses de reformas. El local, regentado por las hermanas Júlia, Virgina y Carina Ensesa, está considerado un referente gastronómico y un icono turístico de la Costa Brava.

La Taverna del Mar se convirtió en 1959, entre otros lugares, en set de rodaje de De repente, el último verano, protagonizada por Elisabeth Taylor y por sus mesas han pasado artistas, escritores y otros nombres míticos de Hollywood. La nueva carta, ideada por el chef José Luís Ungidos, incluye más de una cincuentana de platos y menús degustación a base de pesacado y marisco. Abre a diario hasta finales de septiembre El resto del año estará cerrado los lunes. El precio de la carta oscila entre los 6o y 80 euros.

Las propietarias del local son bisnietas del industrial Josep Ensesa Pujades, que en 1916 compró una parcela rocosa y árida entre la playa de Sant Pol y Sa Conca. Por ella pagó 11.700 pesetas (unos 70 euros actuales) porqué quería construir una casa de vacaciones. Pero finalmente, ideó y creó una urbanización residencial de elite que incluía los Baños de Sant Pol, el Hostal de la Gavina y la Taverna del Mar.

El restaurante, que formaba parte de este centro residencial y turístico de vacaciones, nació al principio como un merendador de playa, al lado de las históricas casitas de baño, que datan de 1920. Pero pronto el restaurante y el hostal, ideado por el arquitector de Girona Rafael Masó, se convirtieron en el núcleo de una urbanización donde la burguesía de Barcelona empezó a construir sus residencias de veraneo. El restaurante ha sido remodelado por el interiorista Lázaro Rosa y está redecorado con carteles históricos y elementos tradicionales propiedad de la familia Ensesa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon