Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La idea española para obtener energía de los túneles del metro de Madrid

El Confidencial El Confidencial 19/05/2016 Rocío P. Benavente

m¿Has notado cómo cuando esperas al metro, una súbita corriente de aire precede muchas veces su llegada y otra tira de ti cuando se va? Lo que te despeina el flequillo en estos casos el conocido como efecto pistón, un fenómeno que ocurre cuando un cuerpo, en este caso, el tren, se mueve por un túnel.

El sueño de domar la energía de las estrellas

Al aire libre, cuando un vehículo se mueve desplaza el aire en todas dirección, excepto hacia el suelo. Dentro de un túnel, en cambio, el aire está confinado dentro de las paredes de ese túnel, así que solo puede moverse hacia delante. A su vez, el movimiento del tren crea un efecto de succión tras de sí, 'tirando' del aire para que se mueva en el interior del túnel. Como resultado, el viento corre por el interior de los túneles que conforman los sistemas de túneles de todo el mundo. 

Un viento que podría aprovecharse para generar energía. Eso es lo que asegura Francisco Bugarin, físico de formación y fundador de Tunel Energy. Martínez ha diseñado un aerogenerador pensado para cumplir esa función: aprovechar las corrientes de aire de los túneles del Metro de Madrid para generar energía, igual que lo hacen los molinos en los grandes parques eólicos.

La idea fue premiada hace unas semanas por la red Madrid Subterra, orientada a explorar y promover la explotación energética del subsuelo de Madrid y integrada entre otros por el Ayuntamiento de Madrid, los colegios de ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, de Minas y de Telecomunicaciones y las Universidades Complutense y Politécnica de Madrid..

Claro que construir uno de estos dispositivos para que opere dentro de los túneles de la red de transporte más utilizada de Madrid tiene sus particularidades. Por ejemplo, el tiempo. "El metro solo se detiene unas pocas horas al día, así que tenemos que crear un dispositivo sencillo y rápido de instalar, desinstalar y mantener", explica Bugarin.

Así que diseñó su aerogenerador en formato modular: una sola unidad mide unos 10x10 centímetros y genera alrededor de 1 vatio cada hora, pero la idea es instalarlo en placas de 1 metro cuadrado con 100 células cada uno, y situarlas tanto en los túneles por los que circulan los trenes como en los de ventilación, para aprovechar todas esas corrientes de aire.

Según sus cálculos, colocando 100.000 de estos aerogeneradores (estos son unas optimistas mil placas) entre estaciones de mucho tráfico, como por ejemplo los túneles que unen la estación de Gregorio Marañón con la de Alonso Martínez, situadas ambas en el centro de la capital y con transbordo a varias de las líneas más transitadas, se pueden producir 250 kW en las horas puntas. El objetivo sería que la propia red de metro pueda utilizar esa energía para abastecer sus estaciones, o bien aprovecharla en la superficie para otros usos (suministro a particulares, alumbrado público, etc).

Acuerdo con Metro de Madrid

Claro que antes tiene que construir su dispositivo, y para eso necesita financiación, entre 600.000 y 1,2 millones de euros en dos años, según sus cálculos. Anda a la búsqueda de un socio o inversor que quiera aportar el dinero con el que contratará a un equipo y comenzará la fabricación y posterior producción del aerogenerador. Calcula que en seis meses puede tener un prototipo funcional, y en poco tiempo más un dispositivo comercial.

© Proporcionado por El Confidencial

Tunel Energy ha firmado recientemente una colaboración con Metro de Madrid para seguir desarrollando su idea. La empresa pública le proporcionará los datos que necesita para construir su prototipo, como la configuración de la red, la frecuencia de paso de trenes y su velocidad, así como la geometría de los túneles, y le dará los permisos y facilidades necesarias para probarlo en sus instalaciones, algo que resulta de vital importancia para que el proyecto salga adelante. "Antes tenía una idea y nada más. Ahora con este acuerdo, tengo un proyecto que puedo presentar a un potencial inversor". Cuenta que ha contactado con varios interesados, la mayoría fuera de España.

Su dispositivo, una vez conseguido, podrá instalarse en todos los metros del mundo, pero él está interesado en fabricarlo y probarlo en Madrid. "El metro de Madrid es una referencia mundial tanto en uso como en estándares de seguridad. Si podemos utilizarlo aquí, podremos utilizarlo en todo el mundo". 

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon