Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La imaginación, el único límite para el «Internet de las cosas»

ABC ABC 13/07/2016 DAVID OLMEDILLA
La idea de «Internet de las Cosas» va creciendo en la industria © FOTOLIA La idea de «Internet de las Cosas» va creciendo en la industria

Actualmente es innegable la vertiginosa adopción del «Internet de las cosas» (IoT) por parte de la industria de la Tecnología de la Información. Podríamos decir que los factores clave del éxito se han combinado. El precio de los sensores se ha reducido y las tecnologías son ahora mucho más accesibles, por lo que el IoT ha seducido a todos los sectores. De forma paralela, el consumo energético de los equipos es mucho más eficiente, mientras que las nuevas tecnologías de transmisión de datos se han adaptado: LoRa, SIGFOX o BLE, por ejemplo, permiten la transferencia de datos de largo alcance sin necesidad de un gran consumo energético. Por último, la posibilidad de almacenar los datos en un servicio «cloud computing» (la «nube») seguro para su uso posterior es un valor añadido para el atractivo del mercado.

El mercado del IoT está despegando poco a poco: muchas grandes industrias todavía se encuentran en fase piloto, si tenemos en cuenta las condiciones reales, y trabajan para adaptar su modelo antes de dar el gran paso. El potencial de desarrollo es enorme y la necesidad está ahí: control sanitario, gestión energética, mejora y rapidez de la toma de decisiones, perfeccionamiento del proceso de fabricación, etc. El único límite para su ámbito de aplicación es nuestra propia imaginación.

Los dos elementos que acelerarán este proceso serán, por un lado, la seguridad y la confidencialidad de los datos, ya que los usuarios industriales y particulares necesitan estar tranquilos en ese sentido; y, por otro, la estandarización de los protocolos que permitirá al mercado explotar todo su potencial. El «cloud» juega un papel determinante en el éxito del IoT debido a que el desafío más importante al que se enfrenta este mercado incluye la gestión y la disponibilidad de los datos.

La recopilación y el tratamiento de grandes volúmenes requieren formatos de almacenamiento dedicados a este tipo de datos. El PaaS TimeSeries ha sido especialmente diseñado con este objetivo y permite que nuestros clientes desarrollen sus aplicaciones sin tener que preocuparse por la infraestructura, ni tampoco por la escalabilidad, la seguridad, la confidencialidad o la disponibilidad de sus datos. De este modo, los clientes pueden acelerar considerablemente el proceso de comercialización, afrontar proyectos a gran escala (Big Data), y todo ello a un precio bastante razonable gracias al «cloud».

Nuestro mundo está en pleno proceso de transformación y es cada vez más «smart», por utilizar un término inglés que vemos en todos lados. Hacer que los objetos de nuestro día a día, históricamente mudos, «nos hablen» puede parecer algo anodino, pero este fenómeno está redefiniendo nuestra forma de vida y transformando muchos modelos económicos. Más allá del fenómeno de moda que, en cierto modo, sobreexpone sin duda alguna esta evolución del internet tal y como lo conocemos actualmente, todos los sectores se ven afectados: automovilístico, seguros, sanitario, seguridad, energético, logístico.

En cuanto a las famosas ciudades inteligentes hay varias iniciativas más o menos avanzadas en marcha, aunque el proceso de transformación de nuestras ciudades será largo, puesto que engloba múltiples servicios. Está claro que nuestras ciudades van a evolucionar para ofrecer una mejor respuesta a las necesidades de los usuarios, gestionar mejor el consumo de energía, anticipar posibles problemas de tráfico, manejar con mayor proximidad las necesidades de los ciudadanos: transportes, ayuda a las personas, etc. En resumen, nuestro entorno se adaptará cada vez más a nuestras necesidades.

La seguridad, así como la confidencialidad de los datos, representa uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos. Nosotros garantizamos la seguridad de los datos de todos nuestros clientes desde que estos datos llegan a nuestra red y en cualquiera de nuestros 17 centros de datos. En el IoT, los datos deben estar asegurados desde su creación: en una casa, una empresa, una prenda o un accesorio que llevemos puesto, etc. Cada actor de la cadena de valor debe ser capaz de tranquilizar a sus clientes garantizando la seguridad del servicio ofrecido y asumiendo su responsabilidad.

David Olmedilla es Business Development Manager en la empresa de infraestructuras de internet OVH

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon