Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La incredulidad de Pedro Sánchez ante un perro disecado

La Vanguardia La Vanguardia 13/05/2016
© La Vanguardia

Incrédulo, sorprendido e incluso triste, así se mostró Pedro Sánchez ante un perro disecado que estaba dentro de una vitrina. El secretario general del PSOE, que en alguna ocasión ha rechazado públicamente la celebración del Toro de la Vega, se quedó a cuadros cuando vio al animal inerte el pasado jueves por la tarde en el Convent dels Àngels del Macba, en Barcelona.

La escena, captada por un fotógrafo de este diario, sucedía en el backstage del mitin para presentar a la candidata del PSC a las generales, Meritxell Batet. El líder socialista había llegado tarde al acto, con lo que entró por la puerta trasera del convento para esperar en otra sala.

El espacio en cuestión acoge desde marzo la exposición No tengo miedo de ningún mal, en la que el artista venezolano José Antonio Hernández-Díez muestra una instalación de un perro disecado. Titulada San Guinefort, la obra remite a la veneración del perro en la región francesa de Dômes. Era un perro callejero que tuvo que ser sacrificado en la perrera.

Sánchez se acercó a la vitrina de metacrilato y se quedó observando la pieza durante apenas unos segundos. Sin pronunciar palabra. La expresión de su cara hablaba por si sola.

MÁS EN MSN:

Sánchez: "Cuando ganemos tenderé la mano a izquierda y derecha"

Pedro Sánchez ficha a Margarita Robles como número dos para el 26-J

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon