Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La ingeniera valenciana que está creando fibra óptica 'ultrarápida' y barata

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 16/12/2016 Sergio Ferrer

España tendrá casi 200 millones de dispositivos conectados a internet en 2017 según Cisco, un desafío para los ingenieros de comunicaciones. Uno de ellos es la investigadora de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) Ivana Gasulla (Valencia, 1981), que acaba de recibir una prestigiosa beca del Consejo Europeo de Investigación (ERC). Dos millones de euros para diseñar y probar la próxima generación de comunicaciones inalámbricas: del 5G al internet de las cosas, la tecnología que hará posible las transmisiones de la próxima década verá la luz en su laboratorio.

Un fino hilo por el que pasa la luz transmitiendo datos, así es la fibra óptica que conecta muchos hogares a internet. La damos por sentado, pero sin ella no tendríamos las comunicaciones de hoy en día y mucho menos las que llegarán en el futuro. Es muy utilizada porque permite enviar mucha información a grandes distancias con velocidades superiores a las de los cables convencionales y sin interferencias, pero todavía hay margen de mejora. "Se puede aprovechar mejor esa luz para que transmita más. Hay que llegar más allá", explica Gasulla por teléfono a Teknautas.

Su proyecto, bautizado como InnoSpace, intentará batir esa frontera. La ingeniera explica que la velocidad máxima de la fibra óptica actual es de 100 terabytes por segundo, cifra que los investigadores ya han superado. El objetivo de Gasulla es diseñar, fabricar, demostrar y probar toda una nueva generación de cables más rápidos y eficientes. Se trata de una meta ambiciosa por necesidad: las becas 'consolidator' sólo se conceden a ideas con un factor de riesgo que espantaría a empresas e inversores pero que vale la pena intentar, y que sin el apoyo del ERC jamás saldrían adelante.

La tecnología supondrá una mayor velocidad para el usuario final, pero no es eso lo más interesante del proyecto según Gasulla. "Estas nuevas fibras, además de distribuir la señal de radio que llega a nuestros dispositivos, permiten procesarla. Esto abre nuevas funcionalidades que se necesitarán en las comunicaciones de los próximos años, como el 5G y el internet de las cosas". En otras palabras, una fibra óptica 'dos en uno' más orientada a dar soporte a las comunicaciones móviles.

Hablamos de cables, pero el trabajo de Gasulla también repercutirá en nuestros 'smartphones'. "Las comunicaciones móviles requieren apoyo físico, porque desde la oficina a central hasta las antenas necesitas fibra óptica. Es una fusión y aunque mi especialidad sea la fibra necesito saber también de comunicaciones móviles", aclara la investigadora.

© Proporcionado por El Confidencial

Gasulla trabajará con dos tipos de fibra óptica muy nuevas, cuya posible aplicación es objeto estudio desde hace un lustro. Las llamadas 'multinúcleo' y de 'pocos modos' permitirán transmitir mucho más dentro de una misma fibra, ahorrando en tamaño, peso y coste. Pero diseñar estos hilos para que hagan las tareas de procesado y transmisión al mismo tiempo no es una tarea fácil: "Al fabricarlas podemos encontrar problemas que ahora se ignoran, porque no se ha hecho esto antes".

El proceso será largo y caro. Algunas de las fibras serán fabricadas en la UPV, mientras que otras verán la luz a través de colaboraciones con proveedores europeos. La investigadora comenta que la novedad de esta tecnología hace que resulten caras de fabricar: "Muchas se desconocen y todavía hay que investigarlas". Pero Gasulla no sólo destinará el dinero recibido a la fabricación de los cables, sino que también contratará a cinco personas.

Gasulla es también una investigadora precoz: además de doctorarse en 2008, con 27 años, ha logrado una beca 'consolidator' del ERC, cuyos destinatarios suelen rondar la cuarentena. ¿Acabará trabajando para un gigante de las telecomunicaciones? "Me gusta desarrollar algo nuevo, no me gustan los trabajos monótonos", asegura. Mientras algunos todavía peleamos con el ADSL, esta ingeniera valenciana ya trabaja para llevar las telecomunicaciones a su siguiente nivel.

Ivana Gasulla © Externa Ivana Gasulla
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon