Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La juez del metro insiste en que las cajas negras recogen un exceso de velocidad

EL PAÍS EL PAÍS 12/06/2014 Cristina Vázquez, EP

La juez que instruye el accidente de metro de Valencia de julio de 2006, en el que murieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas, insiste en que la lectura de las cajas negras del convoy "reflejan un exceso de velocidad" sobre el permitido no solo en la curva donde descarriló el tren sino también en el tramo anterior.

"Si observamos la lectura de ambas cajas, vemos que el tren siniestrado va aumentando de velocidad desde que salió de la plaza de España hasta que el maquinista acciona el freno cuando prácticamente ya se encuentra en la curva", dice la instructora en un auto dictado en respuesta a un recurso del ministerio fiscal contra una providencia. 

El fiscal defendía sobre la UTA 3714, la segunda unidad que no volcó, que interesaba el depósito y precinto judicial para su inspección por el perito judicial al entender que pudo tener incidencia en el descarrilamiento al constatarse que iba a una velocidad superior.

La juez desestima la solicitud y recuerda al fiscal que si el perito judicial no examinó la UTA 3714 es porque entendió que no había tenido incidencia en el accidente. 

La juez corrige una idea errónea de la que parte la fiscalía, dice en el auto, y que tiene que ver con un posible fallo de esta segunda UTA, que podía haber incidido sobre el descarrilamiento, pues no había indicios de que la unidad llevase una velocidad mayor que la que volcó.

La fiscalía sugiere que "la única causa se encontraría en un defectuoso acoplamiento de las dos unidades", pero la instructora afirma que de haber existido un fallo en el acoplamiento de ambas unidades, "ya se indicó anteriormente que tenía que haberse reflejado en la lectura de las velocidades de ambas unidades cuando se hubiese accionado el freno de la primera".

"Si observamos la lectura de ambas cajas --agrega--, vemos que el tren siniestrado desde que salió de la Plaza de España va aumentando su velocidad hasta que el maquinista acciona el freno cuando prácticamente ya se encuentra en la curva". "Durante todo este trayecto de aceleración, la velocidad marcada por la caja negra KWRA es superior de una forma constante y uniforme a la marcada por la caja Teloc, lo que viene a reflejar que esas diferencias de velocidades no pueden tener por causa un defectuoso acoplamiento de las dos unidades", apostilla.

El auto repara en la polémica sobre el borrado de la caja negra de la UTA 3736 cuando se volcó el contenido la madrugada del día siguiente al accidente. "El posible borrado no debe confundirse con la fiabilidad del contenido del volcado de los mismos y su posterior lectura", sostiene la instructora.

Según recompone Molina, La caja fue desmontada del interior del vagón siniestrado  por Domingo Alepuz, cargo técnico de FGV, y lo entregó a la policía, quien la custodió y la llevó más tarde a los talleres de Valencia Sud. Luego se trajo otra unidad como la descarrilada y se conectó la de la unidad 3736. El volcado se llevó a cabo a las 4,50 horas. Los datos se volcaron en un disquete que fue entregado al agente policial y que éste se llevó a la Jefatura Superior de Policía.      

Información a Siemens

Por otro lado, en relación con la petición del fiscal de requerir más información a Siemens sobre las balizas, la jueza señala que ya está incorporada en la causa, por lo que le recomienda al ministerio público que "analice" y "estudie" la documentación incorporada a autos y de aquellos datos que con fundamento puedan ser de interés para la causa, y de entenderlo necesario, interesar que se solicite la pertinente y concreta información a Siemens.

A juicio de la magistrada, "carece de relevancia para la causa conocer la función de la baliza existente a la entrada o salida de la estación de Benaguacil, por poner un ejemplo. Lo procedente será fijar la atención en aquellos datos que tengan relevancia para la investigación debiendo evitar la incorporación de toda aquella documentación que resulta irrelevante, de forma que lo adecuado en primer lugar será discriminar o seleccionar cuanto pueda ser de interés", estima.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon