Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La mala mujer que no sale en los cuentos

EL PAÍS EL PAÍS 30/05/2014 Jordi Costa

En Zarzarrosa, brevísima aunque laberíntica reescritura del cuento de la Bella Durmiente firmada por Robert Coover, el escritor imaginaba al personaje soñando con “una afectuosa vieja bruja, horrorosamente fea y vagamente amenazadora, y sin embargo más querida para ella en sus sueños que cualquier príncipe, incluso que los príncipes cortejadores”. Primer largometraje dirigido por el técnico de efectos especiales Robert Stromberg, Maléfica cobra la forma de un improbable desarrollo de las implicaciones de esa frase en clave de espectáculo para el consumo masivo. Firma el guion Linda Woolverton, que recupera aquí la fuerza y la capacidad de reinvención de las fuentes tradicionales que desplegó en La Bella y la Bestia(1991), su carta de presentación en el canon disneyano.

Dentro del presente fenómeno de reescrituras contemporáneas de los cuentos de hadas pocos —los de Tarsem Singh, Christophe Gans y Bryan Singer— han sido los trabajos capaces de sobreponerse a la mecánica aplicación de barniz digital y a la rutinaria y superficial puesta al día de viejos arquetipos. Maléfica es el trabajo que se ha atrevido a dar pasos más radicales en su especialidad.

Producción accidentada con John Lee Hancock convocado como director suplente de urgencia, Maléfica cuenta la historia de la Bella Durmiente desde el punto de vista de la bruja: quien quiera seguir viendo en el imaginario Disney un repertorio de arquetipos femeninos reprobables, haciendo caso omiso a la complejidad y diversidad que se extiende entre la violenta insumisión de mamá Dumbo y el arrojo casi hawksiano de la Esmeralda de El jorobado de Notre Dame (1996), tiene aquí un estimulante discurso conflictivo que analizar. Su cuestionamiento de la demonización de lo femenino, entendido como fuerza asociada a una Naturaleza irracional, convierte a la película en compañera de viaje (infantil) del Anticristo (2009) de Lars von Trier. En su amenazante comparecencia en el bautizo de la princesa, una Angelina Jolie entre Marlene Dietrich y Frank‘n’further pone toda la carne en el asador del high camp, pero el verdadero toque maestro llega más tarde: en el insólito giro asociado al beso redentor.

MALÉFICA

Dirección: Robert Stromberg.

Intérpretes: Angelina Jolie, Elle Fanning, Sharlto Copley, Imelda Staunton, Juno Temple.

Género: fantasía. EE UU, 2014.

Duración: 97 minutos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon