Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La mejor pagada... nació hombre

El Mundo El Mundo 15/06/2014 MARCOS IRIARTE

Que los hombres están mejor pagados que las mujeres es, tristemente, una realidad a lo largo y ancho del mundo. Sólo una mujer, Martine A. Rothblatt, ha entrado este año en . Ganó 38 millones de dólares en 2013 por su trabajo al frente de United Therapeutics, la compañía que ella misma creó en 1996 cuando una de sus hijas, entonces de 10 años, cayó enferma. Pero la historia de Rothblatt esconde muchas aristas. Para empezar, la mujer mejor retribuida de EEUU no se llamaba Martine hace 20 años, era Martin.

Rothblatt, que por entonces ya había conocido el éxito en los negocios tras liderar tres empresas dedicadas a los satélites, se reasignó el sexo en 1994. Lo hizo tras haber disfrutado de un matrimonio feliz con su mujer, Bina, con la que tuvo cuatro hijos; dos chicos y dos chicas.

El matrimonio de Martin y Bina se truncó de buenas a primeras en 1993. Ella le dejó al descubrir -algo tarde- que era lesbiana. Inició una relación con otra mujer y él, profundamente enamorado, quedó destrozado.

© Proporcionado por elmundo.es

La historia no pasaría de anécdota matrimonial si Martin no hubiera reaccionado como reaccionó. Tras el abandono de Bina, reflexionó acerca de sí mismo y aceptó que él tampoco era un hombre. Pasó por el quirófano y se convirtió en Martine.

Igual que en su carrera profesional, Martine conoció el éxito tras el cambio de sexo y consiguió lo que más anhelaba en el mundo. Reconquistó a su esposa, con la que hoy sigue casada, aunque ahora como pareja homosexual.

«Nos conocimos como pareja heterosexual, pero a lo largo de nuestros 32 años juntas hemos experimentado una transición», . «Tenemos cuatro hijos, cuatro nietos, un beagle... y esa es toda la historia», sentenció.

El destino, sin embargo, no se lo ha puesto fácil a esta pareja. Apenas dos años después de la operación de Martine, a su hija menor, Jenesis, le diagnosticaron hipertensión pulmonar, una enfermedad que, en esa época, no auguraba un desenlace feliz.

Martine, que por entonces disfrutaba del éxito como fundadora de Sirius, una radio por satélite, decidió que sus conocimientos sobre comunicación satelital podían ser útiles para ayudar a personas enfermas, como su hija, conectando a médicos -y sus conocimientos- de cualquier parte del mundo.

Así, decidió fundar la empresa , una corporación de biotecnología que desarrolla productos específicos para pacientes con enfermedades crónicas.

Y no le ha ido mal. Su hija vive y su trabajo en United Therapeutics le ha servido para entrar en el top ten de los CEO mejor pagados de EEUU, por encima de , que cobró 25 millones de dólares en 2013. De las 200 nombres de la lista The New York Times, sólo 11 son mujeres.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon