Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La moda del mañana llega al diseño y a las tiendas

dw.com dw.com 24/04/2014 Fabian Schmidt/ Cristina Papaleo
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Los modelos de los diseñadores ya no se confeccionan con aguja y tijera, sino con el teclado y el ratón, y los probadores de tiendas de conocidos artistas de la moda cuentan con dispositivos como el iPad.

En la Feria de Hannover se presentan los diseños de moda del mañana. Los modelos de los diseñadores ya no se confeccionan con aguja y tijera, sino con el teclado y el ratón de la computadora. Antes de que la primera máquina de coser haya comenzado a funcionar, ya obtienen una idea muy exacta de cómo será el resultado final.

Lo que están viendo los diseñadores es el modelado en 3D, una simulación computada fiel al original y en tiempo real. En la industria textil, la tijera, la aguja y el maniquí ya pertenecen al pasado. Los diseñadores de moda de hoy crean sus colecciones con el ordenador. Por ejemplo, con el programa que Jörn Kohlhammer, del Instituto Fraunhofer de Procesamiento Gráfico de Datos, desarrolló en Darmstadt para la compañía Assyst.

Programa especial para la industria textil

“Es un asunto muy complejo, que, naturalmente, es muy diferente a representar acero o materiales duros. Los textiles tienen una estructura propia, y, dependiendo de como están trabajadas las fibras y de su elasticidad, la tela cae o se estira de forma diferente al moverse”, explicó Kohlhamer en conversación con Deutsche Welle.

El programa creado por el especialista en informática ya forma parte del trabajo cotidiano de las grandes empresas textiles, ya que permite que las telas se vean en 3D lo más fielmente posible al original. Po eso, al comenzar a programar el software, Kohlhammer ya introdujo la simulación de cada fibra de la que están formadas las telas.

Ver el movimiento en tiempo real

“Poder integrar todo eso en un modelo de simulación costó mucho trabajo. Es muy diferente trabajar con una tela de jean que con seda, por supuesto”, añade. Kohlhammer pulsa con el ratón el borde de un vestido. Luego mueve la tela con el cursor, y así se forman pliegues, la tela se ciñe y se mueve, tal como sucede en la realidad: “Por el movimiento se puede ver aquí que es una tela muy blanda. Enseguida se tiene la sensación exacta del tipo de tela del que se trata: un textil aterciopelado. Si fuera una tela dura, de jean, vería una imagen mucho más plana. Para que los diseñadores puedan decidir también son muy importantes los pliegues de la caída, con sus sombras.” También es posible cambiar el color de cada fibra.

“Eso se hace para darle un carácter más real a determinadas telas. Para poder verlas en tiempo real se utilizan algoritmos, para no simular cada fibra de manera individual, sino para lograr una simulación fluida y rápida”, señala el experto.

Eso significa que para una simulación en tiempo real de una prenda de vestir, la computadora no calcula millones de fibras por separado, sino que las abarca en su totalidad, explica el experto. De ese modo, la tela se toma como un todo.

En la práctica, el diseñador trabaja con las telas en la computadora a la manera clásica: comienza su diseño con el molde. Luego, la computadora calcula a partir de los cortes cómo se verá la prenda en el cuerpo de una persona. También los clientes pueden coser la tela virtualmente, de modo que en la pantalla surge cada pieza de la prenda sobre un torso virtual, no siempre el de una modelo, sino también con medidas más corrientes.

Karl Lagerfeld: tecnología de punta en tiendas

Pero no sólo el diseño apunta a la innovación tecnológica: también las tiendas de conocidos y afamados diseñadores se adaptan a las necesidades y gustos de los clientes actuales. Por ejemplo, la nueva tienda del diseñador Karl Lagerfeld en Londres, la mayor de Europa, destaca por su innovación tecnológica, con iPads que muestran su colección y permiten a los clientes fotografiarse en los probadores.

Ubicada en la glamurosa Regent's Street junto a firmas de moda como Tommy Hilfiger, Burberry, Lacoste o Armani Exchange, la boutique Karl Lagerfeld, que acaba de ser inaugurada, distribuye en 250 metros cuadrados y dos plantas lo último del diseñador alemán, de 80 años.

"De momento va realmente bien. Esperamos que la tienda sea un éxito, tiene una ubicación increíble y esperamos que sea la más exitosa de todas las europeas" y supere a las de París, Berlín, Múnich, Zúrich, Amsterdam, Estambul y Amberes, explicó a la agencia Efe el director de la tienda, Julius Kaveh.

Sólo en este establecimiento penden de las perchas expositoras algunos iPads, estratégicamente colocados para mostrar la colección femenina en la sección de hombres y la masculina al lado de las prendas de mujeres, lo que ofrece al cliente la oportunidad de ver ambas líneas a la vez.

Lo más puntero, no obstante, está "escondido" en los espaciosos y lujosos probadores. El cliente elige sus prendas, se las prueba y puede hacerse una autofoto con ellas con el iPad que está pegado al espejo, para después retocarla, compartirla si quiere por correo electrónico, Facebook o Twitter o guardarla en el dispositivo y permitir que el diseñador la utilice en su página web.

Autor: Fabian Schmidt/ Cristina Papaleo

Editor: Pablo Kummetz

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon