Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La muerte de un lobo "inocente" en Bizkaia enfrenta a animalistas e instituciones

La Vanguardia La Vanguardia 12/06/2014 Joaquín Lecumberri Napal

Una cacería que acabó con la vida de un lobo adulto en Karrantza (Bizkaia) ha desatado una agria polémica entre animalistas e instituciones. Autorizada por la diputación del territorio, la batida celebrada el pasado 16 de abril concentró a numerosos cazadores con el objetivo de dar muerte a dos ejemplares de lobo, responsables según los ganaderos de la zona de la muerte de once ovejas y un cordero. La autoría, sin embargo, no parece tan clara. Según han denunciado los colectivos animalistas, la cacería se autorizó a pesar de que los informes de un perito aseguraban que las muertes habían sido obra de perros salvajes.

Una foto que un cazador colgó en las redes sociales junto al ejemplar abatido en Karrantza hizo que el asunto se propagara con rapidez a través de internet. También el hecho de que se provocara un incendio intencionado para acorralar al lobo y acabar con él. El modo de actuación y las dudas en torno a las acusaciones contra los lobos de la zona han llevado a los colectivos animalistas a presentar una denuncia por la presunta ilegalidad de la cacería.

"La matanza fue autorizada por la Diputación a instancia de ganaderos de la zona, que una vez más han mentido, acusando al lobo de atacar a varias ovejas, existiendo incluso un informe de un Perito Foral ratificando que el lobo no causó muerte o daño alguno", explica PACMA en un comunicado. En él, se recoge además el hecho de que se provocara un incendio "sin autorización legal y sin tomar las mínimas medidas para evitar su propagación, con lo que podrían haber causado un incendio forestal". A su vez, denuncia que uno de los participantes posara junto al cuerpo del ejemplar abatido "a modo de trofeo" cuando la ley prohíbe tomar "imágenes reales de crueldad hacia los animales".

Autoría
Los colectivos animalistas consideran que la Diputación foral está al servicio de los ganaderos al permitir "batidas y muertes de lobos a pesar de la prudencia que debería imperar y de que algunos de los peritajes in situ afirmaban que los ataques eran cometidos por perros incontrolados". Para estas asociaciones y partidos es especialmente revelador otro suceso ocurrido el pasado 15 de mayo en Artzentales (Bizkaia). Según explican, esa madrugada "se pilló in fraganti a un perro incontrolado, pero con propietario identificable, que estaba matando tres corderos en las inmediaciones de un entorno habitado".

Las continuas reivindicaciones de estos colectivos pidiendo el ingreso del lobo en el catálogo vasco de especies amenazadas no han tenido respuesta por el momento desde el Gobierno autonómico. Desde las asociaciones proteccionistas se censura que el Ejecutivo haya recurrido en ocasiones al argumento de que el lobo no críe en Euskadi cuando, según indican, no puede hacerlo al "estar siendo exterminado". Además de esta reclamación, piden que las batidas sean el último recurso y que en vez de ellas se aumenten las ayudas a los ganaderos destinadas a la protección de sus rebaños.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon