Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Policía Nacional y la Guardia Civil acuden a colegios clave para frustrar el 1-O

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 01/10/2017 José María Olmo

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han empezado a primera hora de este domingo a intervenir en los 2.315 edificios públicos que había elegido la Generalitat para colocar las urnas del referéndum independentista. Ante la inacción de los Mossos d'Esquadra, que tenían que haber clausurado esos puntos a las 6h, efectivos de la Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil han procedido a la retirada del material electoral que iba a emplearse en la consulta.

Un policía increpa a una ciudadana en el colegio donde iba a votar Carles Puigdemont. (Reuters) © Reuters Un policía increpa a una ciudadana en el colegio donde iba a votar Carles Puigdemont. (Reuters)

[Sigue en directo todo lo que está pasando en Cataluña]

No acudirán a todos los colegios. La intervención se está concentrando en puntos estratégicos del territorio catalán. Entre los lugares en los que se han personado los agentes se encuentra el colegio Sant Juliá de Ramis de Gerona, en el que tenía previsto votar el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Miembros del GRS han accedido el recinto y han bloqueado la entrada. Las Fuerzas de Seguridad también han actuado en la Escuela Nostra Llar de Sabadell, donde pretendía participar la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell. Asimismo, también ha quedado desactivado el centro de la asociación de vecinos El Turó en el que tenía que votar el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.

El operativo está dirigido por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ha dictado sucesivos autos en los últimos días ordenando a todas las policías que impidan la celebración de la consulta. Los agentes tienen la instrucción de retirar las urnas y las papeletas. Solo en algunos casos se van a activar medidas para impedir de nuevo el acceso a los locales electorales durante el resto de la jornada. Fuentes próximas al despliegue aseguran que las actuaciones se mantendrán a lo largo del día.

También continúan las actuaciones de la Guardia Civil contra la infraestructura del referéndum. El sistema informático que debían utilizar los miembros de las mesas electorales para consultar el censo está inoperativo y toda la red que había montado la Generalitat para utilizar como alternativa el voto telemático está igualmente desactivada. Además, tampoco funciona el sistema que debía servir para centralizar los resultados.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon