Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La policía busca en la costa mediterránea a un hombre por la muerte de su esposa

EL PAÍS EL PAÍS 31/05/2014 María José López Díaz

Una mujer de 32 años ha fallecido la madrugada de este sábado tras ser atacada supuestamente por su pareja en un asentamiento de chabolas al norte de la capital almeriense, en una zona conocida como El Polvorín, junto al barrio del Quemadero. La policía, que ha confirmado que se trata de un nuevo caso de violencia machista, ha comenzado a primera hora a buscar al presunto agresor, que huyó tras este asesinato, que se convierte en el quinto en Andalucía y el 26 en España en lo que va de año.

Las primeras investigaciones indican que el presunto asesino, sobre el que no existía denuncia previa ni orden de alejamiento, se ha dirigido hacia la costa mediterránea. El Cuerpo Nacional de Policía, que ha lanzado una alerta en las redes sociales con la imagen del presunto agresor para que los ciudadanos puedan identificar al sujeto, estableció dispositivos de control en todos los aeropuertos y puntos de salida hacia Rumanía, de donde proviene el individuo.

El cuerpo sin vida de la mujer, que era madre de dos hijos de entre ocho y 10 años, se encontró a las cinco de la madrugada, momento en el que un familiar del presunto homicida, probablemente su hermano, avisó a los servicios de emergencias 112. No obstante, se estimó que la hora de la muerte debió ser a la una de la madrugada.

Apoyos sociales

Los hijos de la fallecida han sido acogidos temporalmente por el servicio de Prevención y Apoyo a la Familia de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta. Y el Instituto Andaluz de la Mujer, por su lado, ha expresado su “más profunda condena” por el trágico suceso. En un comunicado, la institución ha animado a las posibles víctimas y a su entorno a denunciar la violencia de género, y les recuerda que “no están solas, que hay salida”. Desde el instituto se informa de que se puede pedir ayuda con una llamada al 900 200 999. “Con ello, se activa una red de servicios de apoyo y protección —centros municipales y provinciales, atención jurídica y psicológica, centros de acogida, entre otros—, que les ayudará a recuperar la vida que se merecen, libre de violencia”, se lee en el texto. Desde el entidad subrayaron que la violencia de género es “la manifestación más extrema de la desigualdad hacia las mujeres, y que es un problema social que requiere la respuesta e implicación de todos”.

Tras conocerse el suceso, han llegado declaraciones de condena. Una de ellas ha sido la del PSOE, a través de su secretaria de Igualdad, Purificación Causapié. El partido socialista ha expresado su enérgica condena y ha trasladado su solidaridad a la familia la víctima. También ha insistido en la necesidad de que las administraciones “apliquen todos los recursos necesarios” para proteger a las mujeres y a sus familias de “esta lacra, de este machismo criminal, que lastra nuestra sociedad”. Causapié ha recordado que “los recortes en materia de lucha contra la violencia de género por parte del Gobierno de Rajoy demuestran que el Partido Popular no considera la seguridad de las mujeres como una de sus prioridades”, informa Efe.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon