Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Policía cierra Tahrir por los disturbios tras la elección de Al Sisi

La Vanguardia La Vanguardia 09/06/2014 null

El Cairo. (Efe).- Las fuerzas de seguridad de Egiptocerraron hoy la plaza cairota de Tahrir, tras los disturbios registrados en las celebraciones por la toma de posesión del nuevo presidente del país, Abdelfatah al Sisi.

Según la agencia estatal de noticias Mena, durante la noche hubo enfrentamientos entre los manifestantes en Tahrir y vendedores ambulantes que supuestamente habían acosado a unas jóvenes, lo que llevó a las fuerzas de seguridad egipcias a cerrar la zona con alambres de espino y blindados.

En un comunicado publicado hoy, el Ministerio del Interior agregó que al menos 8 personas fueron detenidas anoche acusadas de acosar a una joven que celebraba la investidura ayer de Al Sisi en Tahrir.

El acoso sexual a las mujeres aumenta durante las festividades en Egipto, donde grupos de niños y adolescentes aprovechan su tiempo libre para acorralar a egipcias y extranjeras.

Frente a esta práctica, el pasado 6 de junio el entonces presidente interino egipcio, Adli Mansur, aprobó una enmienda del Código Penal que aplica penas más severas de cárcel y multas contra aquellos que cometan dichos hostigamientos.

Mehleb formará Gobierno
Por otra parte, Al Sisi encomendó al primer ministro del país, Ibrahim Mehleb, la formación de un nuevo gabinete, minutos después de que este presentase su renuncia, informaron fuentes de la Presidencia. Como estaba previsto, el Ejecutivo de Mehleb había anunciado hoy su dimisión al nuevo presidente, quien ayer asumió la jefatura del Estado, "para ceder el camino a la elección de lo que (Al Sisi) vea adecuado para servir a la patria".

Los medios daban por hecho la continuidad de Mehleb, que fue nombrado el pasado febrero, por lo menos hasta la celebración de las elecciones legislativas, cuya fecha está aún por determinar. En su escrito de renuncia, el Gobierno aseguró haber hecho "todo lo posible para cumplir las misiones encomendadas en unas circunstancias muy complicadas, ya que las demandas sociales aumentaron de manera alarmante". "Hemos trabajado para tranquilizar (las protestas) y absorber las olas de ira de los obreros y retomar la producción en fábricas y cooperativas", explicó el gabinete. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon