Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La policía custodia a Tragsa para retirar la basura acumulada en Lugo

EL PAÍS EL PAÍS 14/06/2014 Pepe Seijo
Trabajadores abuchean al paso de los camiones de Tragsa © xosé marra Trabajadores abuchean al paso de los camiones de Tragsa

El gobierno local de Lugo ha recurrido a la empresa Tragsa para retirar la basura acumulada en siete puntos de la ciudad tras cinco días de huelga de los trabajadores de la empresa Urbaser, concesionaria de ese servicio. El Ayuntamiento que preside el socialista Xosé López Orozco ha tomado esta medida ante el incumplimiento de los servicios mínimos que el ejecutivo municipal había fijado en un 100% para el fin de semana por la celebración de la multitudinaria fiesta romana del Arde Lucues.Los trabajadores, que han anunciado que denunciarán al gobierno local ante la fiscalía por vulneración del derecho de huelga, han acompañado con abucheos la llegada de los camiones de Tragsa, escoltados por la policía. Los siete sitios de recogida han sido señalados por el Ayuntamiento como especialmente sensibles tras declarar en ellos la alerta sanitaria.

Más de quinientas toneladas de basura se diseminaban esta mañana por la ciudad de Lugo, con el Arde Lucus en plena efervescencia, los termométros por encima de los 30 grados y previsiones hoy de doscientas mil personas del medio millón que estima el  Ayuntamiento que acudirán a esta fiesta de la historia. “Es obvio que a la vista de los informes sanitarios que hay, no es la situación de emergencia que justifique la entrada de Tragsa en la ciudad”, sostiene la secretaria de la federación de servicios de la CIG Carmen Antas. Como consecuencia de no respetar los servicios mínimos, han sido despedidos diez trabajadores, además se les ha abierto expediente disciplinario a los 11miembros del comité de huelga, con lo que pueden llegar a 21 los despedidos, de una plantilla de 139.

Por unanimidad de los 139 operarios y del comité de huelga acordó el viernes remitir “por fax” un escrito al Ayuntamiento, a la dirección de Urbaser y a la delegación de la Consellería de Sanidade ofreciéndose el personal a salir a recoger la basura en las zona del colegio de la Aneja, de la guardería de Rosalía de Castro y en el colegio de los Franciscanos, las tres en las que se había decretado la alerta sanitaria

“La plantilla sigue estando a disposición de hacer los servicios esenciales en centros sanitarios, asistenciales y colegios públicos, ofrecimiento que hicimos desde el primer día de huelga y seguimos sin obtener ninguna respuesta”, defendía la sindicalista de la CIG cuando el Ayuntamiento planeaba ya la intervención de Tragsa. La plantilla mantenía un retén de un conductor y dos peones, a disposición de la empresa para cubrir los servicios “esenciales”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon