Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Policía detiene a nueve personas en Madrid en una operación contra una red que captaba yihadistas

El Mundo El Mundo 16/06/2014 ÁNGELES ESCRIVÁ

Nueve personas han sido detenidas en Madrid por agentes de la Comisaría General de Información en una operación que ha desmantelado una red internacional de captación y envío de yihadistas para su integración en la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), asentada en territorios de Siria e Irak.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, la Policía ha practicado desde las 04.30 horas de la madrugada una docena de registros. La operación continúa abierta.

El principal líder de esta célula residía en España tras su paso por la base militar de Guantánamo (EEUU), tras ser detenido en Afganistán en el año 2001. Se trataría de extraditado a España en 2005 y absuelto por el Tribunal Supremo.

En la estructura que este grupo tenía en España, estaba integrado un hermano de Mohamed Al Falah, un yihadista que fue relacionado con los atentados del 11-M en Madrid. Según fuentes de la investigación, el hermano de Al Falah se encuentra en estos momentos en zona de conflicto.

La red se extendía por Francia, Túnez, Turquía, Marruecos, Irak y Siria. Inicialmente centraban su actividad en Siria, donde dos españoles de nacimiento o naturalizados habrían muerto combatiendo. Ambos residían en Madrid. Sin embargo, últimamente la organización yihadista había empezado a enviar voluntarios a Irak, donde los ponen en jaque al Gobierno iraquí.

Entre los detenidos hay marroquíes, españoles, un búlgaro y un argentino converso al Islam.

La investigación, que ha sido coordinada por el titular del juzgado de instrucción número cinco y la Fiscalía de la Audiencia Nacional, continúa abierta, según el comunicado.

Diecinueve detenidos en lo que va de año

Diecinueve personas han sido detenidas en España en lo que va de año en relación con la captación y envío de yihadistas a los conflictos armados en Siria, Mali o Libia, a las que hay que añadir el arresto de otras tres en Marruecos, fruto de la colaboración con las fuerzas de seguridad españolas. Estos arrestos se han producido en cuatro grandes operaciones desarrolladas en enero, marzo, mayo y la última esta madrugada en Madrid, informa EFE.

El pasado 30 de mayo en Melilla en un operación conjunta de la Guardia Civil y la Policía Nacional contra el terrorismo yihadista. Esta red habría enviado a 26 combatientes (24 marroquíes y 2 españoles) a los grupos terroristas de Al Qaeda en el Sahel, concretamente al grupo MUJAO. El juez Fernando Andreu decretó para todos ellos.

Entre los detenidos se encontraba Benaissa Laghmouchi Baghdadi, considerado por los investigadores como el primer yihadista español retornado del Sahel tras formarse en un campo de entrenamiento en el desierto del norte de Mali y cuya misión era ahora reclutar a nuevos combatientes ya desde Melilla.

La ciudad autónoma, con algo más del 40 por ciento de población musulmana, se ha convertido en un importante foco de captación de terroristas yihadistas por parte de células que trabajan en conexión con otros extremistas, fundamentalmente en la ciudad marroquí de Nador.

Precisamente, la colaboración hispano-marroquí había permitido el 14 de marzo la de la que el ministerio del Interior calificó como "la célula internacional más activa e importante de España y una de las más activas e importantes de Europa" en la captación de activistas para participar en la "guerra santa". Siete personas fueron detenidas entonces, tres en Melilla, tres en Marruecos y una en Málaga.

Esa operación, la primera en la que las policías marroquí y española trabajaron juntas en el ámbito operativo, más allá del mero intercambio de operación, se saldó además con el arresto del considerado cabecilla de la red de captación de yihadistas, Mustafá Maya Amaya.

Otro hombre fuerte de esa red, Abdeluahid Sadik Mohamed, presunto miembro de la organización ISIS, vinculada a Al Qaeda, había sido en el aeropuerto de Málaga, adonde llegó procedente de Estambul. El detenido formaba parte de otra red hispano-marroquí de captación de yihadistas, esta radicada en Ceuta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon