Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Policía pedirá a quien exhiba símbolos republicanos 'que los guarde'

El Mundo El Mundo 18/06/2014 EL MUNDO, EFE

Los ciudadanos que presencien mañana los actos de proclamación de en el centro de Madrid no podrán lucir símbolos republicanos. Los agentes policiales tienen indicaciones de "evitar actitudes que persigan la confrontación" y fuentes de la Dirección General de la Policía Nacional señalan que la exhibición de una bandera republicana en las inmediaciones del Congreso, del Palacio Real, o al paso de la comitiva de los Reyes entraría dentro de esta consideración.

Los policías podrán pedir a los ciudadanos "que guarden los símbolos republicanos" para garantizar "el mantenimiento del orden público" al "evitar actitudes que persigan la confrontación".

Los agentes que se ocuparán del dispositivo especial con motivo de la proclamación han recibido indicaciones para evitar dichas actitudes, algo que si se aplica de forma preventiva entraría en confrontación con el derecho de libertad de expresión si se atiende al criterio del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que en 2003 revocó una prohibición para exhibir banderas republicanas. Vulneraría "el ejercicio del derecho de libertad de expresión en cuanto a manifestación de su libertad ideológica", argumentó el tribunal.

Las citadas fuentes niegan que se haya dado esta indicación a los agentes tras recabar un informe de la Abogacía del Estado, como previamente se había publicado.

Fuentes policiales consultadas por Europa Press sostienen que esta política se aplica habitualmente en los casos de grandes aglomeraciones, y ponen como ejemplo los acontecimientos deportivos, en los que por cuestión de seguridad en muchas ocasiones se mantiene la separación entre aficiones rivales.

Felipe VI recorrerá tras su proclamación en el Congreso las principales calles del centro de la ciudad, como son la Carrera de San Jerónimo, el Paseo del Prado, la calle Alcalá, la Gran Vía, la plaza de España, la calle Bailén y la plaza de Oriente. En todos esos puntos, la Policía prevé la asistencia de multitud de personas simpatizantes de la monarquía.

Se prohíbe la concentración

Además, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) de prohibir la concentración que había convocado la Coordinadora Republicana de Madrid para mañana a mediodía en la Puerta del Sol.

La Sala de lo Contencioso Administrativo de este tribunal ha decidido desestimar el recurso que había interpuesto la Coordinadora tras una deliberación de cerca de cuatro horas, han indicado fuentes del tribunal.

La Delegación del Gobierno consideró que las manifestaciones y concentraciones convocadas en el centro de la capital son incompatibles con el dispositivo de seguridad de la proclamación y supondría un riesgo de alteración del orden público, con peligro para personas y bienes.

En su sentencia, el Tribunal coincide con esta apreciación y ha alertado de que celebrar la concentración en Sol, un lugar próximo al de los actos de proclamación, supondría un "peligro real" de alteración del orden público tal y como apreció la Delegación del Gobierno.

El riesgo -apunta la sala- "se asienta en datos y hechos reales" que se especifican en los informes policiales que obran en la resolución de la Delegación del Gobierno y no sobre un riesgo "potencial" como aprecian los convocantes, que entienden que debe de prevalecer su derecho reunión y manifestación.

Sin embargo, la sala entiende en base a jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC) que este derecho "no es un derecho absoluto o ilimitado" y que precisamente está limitado por la existencia de "razones fundadas de alteración del orden público".

El 'interés general'

El tribunal ha apuntado, no obstante, que "toda limitación del derecho de reunión debe ser ejercitada por los poderes públicos bajo el criterio de proporcionalidad", algo que cumple su decisión de la que "se derivan más beneficios que prejuicios para el interés general".

Además, el tribunal considera que los convocantes pueden celebrar su protesta en fechas diferentes para no coincidir con los actos previstos para la proclamación como rey de Felipe VI.

Ayer, representantes de la Coordinadora Republicana dijeron que, en caso de que el TSJM ratificara la prohibición, convocarían una reunión de urgencia para fijar una posición y decidir si mantenían o no la protesta.

En principio y tras conocer el día de la proclamación del nuevo rey, la Coordinadora solicitó celebrar una manifestación de 12 a 14 horas entre la Puerta del Sol y Neptuno, con el lema Reivindicar la República ante la proclamación del nuevo rey y al que tenían previsto acudir 5.000 personas.

Esta manifestación no la autorizó la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, y acto seguido, la Coordinadora comunicó la celebración de una concentración en la Puerta del Sol a mediodía, que fue rechazada por la Delegación y ahora también por el TSJM.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon