Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La popularidad de Nick Clegg cae en picado tras el desastre en las europeas

La Vanguardia La Vanguardia 01/06/2014 null

Londres (EFE).- La popularidad del líder liberaldemócrata y viceprimer ministro británico, Nick Clegg, ha sufrido una fuerte caída después del desastre de su formación en las recientes elecciones europeas y municipales en Inglaterra, según refleja una encuesta difundida hoy.

El sondeo, realizado por YouGov para "The Sunday Times", revela que solo un 13 % de los británicos cree que Clegg está haciendo un buen trabajo, frente al 78 % que opina lo contrario.

Esta es la caída más pronunciada de un político británico en la historia política moderna, incluso más que el desplome sufrido por el primer ministro laborista Gordon Brown en 2008, en plena crisis crediticia, apunta el rotativo.

El apoyo de solo un 13 % contrasta con el 74 % que recibió Clegg durante las elecciones de 2010, cuando el Partido Liberal Demócrata se vio como la alternativa y su líder, que tuvo una buena actuación en varios debates televisivos, se consideró el mejor candidato en décadas.

Los liberaldemócratas, tercera fuerza parlamentaria británica, gobiernan desde 2010 en coalición con los conservadores de David Cameron, una unión que les ha pasado factura en las urnas y cuyo verdadero impacto se conocerá en las elecciones legislativas del año próximo.

El Partido Liberal Demócrata, el más proeuropeo del Reino Unido, fue el más castigado en los comicios al Parlamento europeo del 22 de mayo al perder 10 de sus 11 eurodiputados y quedar en quinto lugar a nivel nacional con solo un 6,87 % del voto.

El ganador de las elecciones fue el euroesçéptico UKIP de Nigel Farage, que obtuvo 24 escaños y un 27,5 % del voto, seguido de los laboristas de Ed Miliband, con 20 eurodiputados y un 25,4 %, y los conservadores de Cameron, con 19 eurodiputados y 23,9 % del apoyo.

Tras el batacazo electoral se ha abierto una disputa interna en la formación liberal entre los que piden la dimisión del líder y quienes le apoyan, mientras que Clegg asegura de momento que se quedará en el cargo para "acabar el trabajo" al frente del Ejecutivo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon