Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La radical directora ejecutiva de Divine Chocolate

BBC Mundo BBC Mundo 09/05/2014 BBC Mundo
Photo © BBC Photo

Para ser jefa de una compañía, Sophi Tranchell, de la empresa británica Divine Chocolate, es considerablemente más izquierdista que la mayoría.

Feliz de describirse a sí misma como "todavía una radical", de joven era una activista comprometida contra el apartheid que participaba a piquetes frente a las sedes de las compañías británicas que hacían negocios con Sudáfrica cuando era gobernada por una minoría blanca.

Hoy, esta mujer de 49 años es una figura principal del movimiento por un comercio justo, cuyo propósito es asegurarse de que los campesinos y obreros en el mundo en desarrollo obtengan mejores precios y condiciones laborales.

El negocio que Tranchell ha conducido durante los últimos 15 años, Divine Chocolate, con base en Londres, no es únicamente comercio justo, sino que 45% le pertenece a una cooperativa de cultivadores de cacao en Ghana.

Los campesinos obtienen el mismo porcentaje de ganancias y tienen dos asientos en el directorio de la compañía.

Tranchell, que critica lo que ve como un cambio global de poder en décadas recientes "de gobiernos elegidos a corporaciones", espera que Divine muestre con creces que las compañías que practican el comercio justo pueden ser exitosas.

El chocolate de Divine es fabricado por una compañía alemana.

"Siempre me ha interesado quién controla qué... y me interesa mucho que la gente no se sienta desesperada", afirma. "Si todos hacemos algo, podremos lograr una diferencia".

"Creo que el movimiento contra el apartheid logró una diferencia, como lo hace el comercio justo. Estamos demostrando que se puede hacer negocios de una manera diferente, y hacerlo bien".

Campaña de postales

Divine Chocolate fue fundado en 1998 por la cooperativa de cultivadores de cacao Kuapa Kokoo -de Ghana- y Twin Trading, la compañía británica de comercio justo que estableció la empresa Cafédirect.

Entre sus inversionistas se incluían la agencia de ayuda y desarrollo Christian Aid, la cadena de cosméticos Body Shop y la organización caritativa Comic Relief.

Entretanto, el Departamento para el Desarrollo Internacional del gobierno británico reconoció el buen trabajo que Divine pudo hacer en Ghana y otorgó una garantía crediticia para ayudar a la empresa a asegurar un financiamiento bancario.

Divine colocó un pequeño anuncio en un periódico para el puesto de jefe de la nueva compañía. Tranchell se presentó y obtuvo el empleo, a pesar de no tener experiencia ni en la industria chocolatera ni en el sector del comercio minorista.

Los cultivadores de cacao en Ghana son dueños de 45% de Divine Chocolate.

En cambio, Tranchell, nacida y criada en Londres, dirigía un negocio de distribución de películas de cine, que llevaba cintas extranjeras a Reino Unido.

Según ella, Twin Trading probablemente quedó impresionada con su experiencia en campañas y por hacer negocios en el exterior.

Igualmente, su falta de experiencia implicó que cuestionaba todo.

Fueron las campañas de trabajo en ejecución de Tranchell las que ayudaron a Divine a colocar sus barras de chocolate -fabricadas por una compañía en Alemania- en los supermercados británicos.

Después de que la cadena Sainsbury's aceptó vender los productos de Divine en 50 de sus tiendas, Tranchell ideó un plan para llegar a todo el país.

Lo hizo asociándose con Christian Aid para enviar correos a todos sus miembros en Reino Unido. Cada uno recibió dos tarjetas postales, una de ellas un cupón de descuento para barras de Divine y el otro una solicitud para que su tienda local se abastezca de los productos Divine si no los tenía ya.

"Y realmente funcionó", comenta Tranchell. "Demostró absolutamente el poder de compra".

Las otras grandes cadenas británicas de supermercados no tardaron en seguir el ejemplo de Sainsbury's de surtir los productos de Divine en todo el país.

En 2006, siete años después de su lanzamiento, Divine logró su primera ganancia.

"Estranguló nuestro crecimiento"

Sin embargo, el crecimiento de la compañía no siempre ha sido fluido. Lo afectó enormemente la crisis financiera global en 2008 y 2009.

Tranchell espera que el éxito de Divine inspire a otros a seguir sus sueños.

"Siempre tuvimos un registro de riesgos, de cosas que podrían salir mal. Y de pronto todo lo que estaba en esa lista ocurrió".

Mientras Divine era golpeada por la caída del valor de la libra esterlina y los precios más altos del cacao y la leche, los supermercados británicos redujeron el espacio que daban a marcas de chocolate de lujo como Divine, reconociendo que menos gente los compraría.

Al caer los márgenes de ganancia de Divine, Tranchell señaló que no tenía otra alternativa que disminuir su trabajo promocional, que implicaba perder terreno ante sus competidores. No obstante, no tuvo que despedir a ninguno de sus 15 empleados en Reino Unido.

"Realmente estranguló nuestro crecimiento", afirma. "Pero no puedes gastar lo que no tienes".

Desde entonces se ha recuperado el negocio y está creciendo de nuevo, un 8% al año. Sin embargo, con ventas anuales en Reino Unido de US$12,65 millones en un mercado valorado en US$6.580 millones, sigue siendo una compañía pequeña, en comparación con gigantes como Mars, Kraft y Nestlé.

"Los sueños son posibles"

Licenciada en filosofía y política en la Universidad de Warwick, Tranchell no tiene adiestramiento empresarial formal.

Aún así, al probar que el activismo social y la prudencia financiera no son mutuamente excluyentes, dice que siempre fue buena para los números.

"Manejar un negocio no es una ciencia", indica. "Sólo tienes que estar encima y no esconderte de las cifras. No gastes dinero que no tengas".

Concentrada en el continuo crecimiento de la compañía, Tranchell comenta que está complacida con el éxito de la empresa contra los malos augurios.

"La gente decía que no iba a funcionar", agrega. "Espero que Divine inspire a la gente a pensar que sus sueños son posibles, porque era tan inviable que lo lográramos".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BBC Mundo

image beaconimage beaconimage beacon