Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La rebelión 'instagrammer' de las abuelas iraníes 'prohibidas' por Trump

Logotipo de El Mundo El Mundo 28/09/2017 LLUÍS MIQUEL HURTADO

Los Estados Unidos serán menos dulces tras prohibir la entrada a la abuela de Shayan y sus deliciosos lokmeh. Los estadounidenses van a quedarse sin conocer el secreto de belleza que ha permitido a la abuela de Neguín desafiar la edad. La de Amir no podrá asistir a su graduación en Derecho en Nueva York.

© Proporcionado por elmundo.es

Son las consecuencias del veto migratorio ordenado por el presidente Donald Trump, que

se reforzó y extendió la semana pasada

, y que afecta de pleno a los cerca de un millón de iraníes residentes en EEUU, muchos con familia en su tierra de origen. A partir del mes que viene, sólo los estudiantes de intercambio y académicos iraníes - sometidos a comprobaciones exhaustivas - podrán pisar suelo estadounidense. Pero primas, tías y abuelas de ciudadanos de EEUU de origen iraní serán vetadas en sus fronteras y privadas de visitar a sus seres queridos.

Holly Dagres, una analista en Oriente Medio hija de iraníes, lo ha denunciado de una forma particular. Junto a una compañera, han abierto la cuenta de Instagram

@bannedgrandmas

(@abuelasvetadas). Con ella pretenden dar a conocer una de las consecuencias más tristes de la orden ejecutiva de Trump.

"Las abuelas comparten los mismos rasgos en todo el mundo: les gusta empachar a sus seres queridos con comida deliciosa, contarles historias y preservar las tradiciones", explica Dagres a FCINCO por correo electrónico, cuando le preguntamos por qué escogió a las abuelas como símbolo de la protesta.

Una publicación compartida de Banned Grandmas (@bannedgrandmas)

el 26 de Sep de 2017 a la(s) 7:24 PDT

"Cuando contemplas la foto de una abuela vetada, es difícil no sentir empatía y que te recuerde a tu propia abuela. Estas abuelas son inofensivas. ¿Cuándo ha cometido una abuela un acto de terrorismo?", se pregunta la analista, recordando el principal motivo que Washington ha alegado para emitir el veto.

Según el Gobierno iraní, que ha protestado enfáticamente el veto y ha interpuesto restricciones similares en respuesta, EEUU alberga la mayor comunidad de iraníes en el exterior. Al menos 72.000 de ellos residen en la región de Los Ángeles, tantos que llegan a llamarla Tehrangeles, jugando con el nombre de la capital de Irán.

Por eso, nada más conocerse el veto, el hashtag #

grandparentsnotterrorists

(#abuelosnoterroristas) inundó Twitter. Muchos iraníes residentes en EEUU lo tuitearon con fotos para criticar que éste perjudicara a sus pacíficos seres queridos. Ante el éxito, Holly Dagres propuso recogerlas en una cuenta de Instagram.

Humor contra la injusticia

"La abuela de Alí: culpable de verse estupenda con ese rusarí (pañoleta) blanco", ironiza una de las publicaciones de la cuenta @bannedgrandmas, junto a una foto de la sonriente víctima del veto. "A ella la han vetado por tener siempre pan, queso y dulces en su bolso para picar 24/7", explica otro pie de foto.

Como en un álbum familiar, la mayoría de fotografías muestran abuelas espléndidas y nietos orgullosos. Una publicación alerta sobre las serias consecuencias del mach-o-boos (besazo de abuela), que "afecta a miles de iraníes-americanos al año. Debemos contener la amenaza y prohibir todas las mamamis" (un apelativo cariñoso para las abuelas), advierte con sarcasmo.

Una publicación compartida de Banned Grandmas (@bannedgrandmas)

el 20 de Jul de 2017 a la(s) 5:15 PDT

Dagres dice que los usuarios afectados por el veto siguen enviando fotografías de sus abuelas por correo electrónico. Ella misma se sumó inicialmente a la propuesta publicando en Twitter una fotografía besando a su abuela, quien, de seguir viva, tampoco podría visitar EEUU, donde la analista nació y vivió de niña. "Es un veto injusto, porque ninguno de estos países - Irán, Siria, Libia, Yemen, Somalia, Chad y Corea del Norte - estuvo involucrado en los ataques terroristas del 11 de septiembre. Además, ningún ciudadano de estos territorios ha cometido un acto terrorista en EEUU desde 1980", lamenta Holly Dagres.

Aunque la cuenta de Instagram trata de protestar con ironía, no es menos cierto que la decisión del Gobierno estadounidense tiene consecuencias serias: la mamami de Anpur "solía venir a EEUU para recibir tratamiento médico de su oído. Lo publicamos en su memoria y en la de todas las mamamis que vienen a EEUU por motivos médicos".

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon