Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La red de injerencia rusa sitúa Cataluña entre sus prioridades para debilitar Europa

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 24/09/2017 David Alandete
© Proporcionado por ElPais

La maquinaria de injerencia rusa en Internet trabaja a pleno rendimiento para elevar la crisis en Cataluña al nivel de otros conflictos con los que busca dividir la Unión Europea. Según un pormenorizado análisis de los medios prorrusos, estos han acelerado la publicación de informaciones sobre el pulso independentista catalán no sólo en español o inglés, sino también en alemán y ruso. En esos medios se acusa al Gobierno y la justicia española de actos de represión violenta y de desplegar paramilitares en Barcelona, y se augura el inminente advenimiento de una guerra civil ante la pasividad de la UE.

MÁS INFORMACIÓN

  • La maquinaria de injerencias rusa penetra la crisis catalana
  • GRÁFICO Esfera de influencia rusa en Twitter

Uno de los medios afines al Kremlin, el diario Vzglyad, publicó el miércoles la información “España suprime con fuerza la primavera catalana”, con la afirmación de que “la primavera de Crimea se traslada a los Pirineos”. Añade que “sólo la intervención de los militares rusos permitió la protección del derecho de expresión popular en la península [de Crimea]”. Para ese análisis entrevista a Alexander Chichin, decano de la facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Academia Presidencial Rusa, una institución que depende del Kremlin. Chichin afirma: “En Crimea, se permitió a las personas votar y en Cataluña no se permite... Es increíble que este tipo de cosas pueda suceder en Europa”.

El mismo medio publicó el 8 de septiembre que “los políticos catalanes ya están discutiendo qué harán después de la proclamación de la independencia. Uno de ellos dijo al periódico Vzglyad que Cataluña buscará el reconocimiento de Abjasia y Osetia del Sur”. Ambos territorios proclamaron su independencia de Georgia en los noventa y solo han sido reconocidos por Rusia, Venezuela, Nicaragua y Nauru. El resto los considera parte de Georgia aún.

Noticia publicada por Hispan TV en 2016.

La fuente de esa afirmación sobre Cataluña es Enric Folch, secretario internacional del partido Solidaritat Catalana per la Independència. En 2015 y 2016 participó como delegado en un encuentro independentista en Moscú organizado por el Movimiento Antiglobalización de Rusia, afín al Kremlin. La conferencia fue financiada en un 30% con dinero procedente de una beca estatal rusa. Folch es una vieja fuente en noticias falsas prorrusas. Hace un año varios medios en español, ruso e inglés publicaron que una Cataluña independiente reconocería a Crimea como territorio ruso, algo que pide el Kremlin desde 2014. La fuente era el mismo Folch, miembro de un partido sin representación en el parlamento, lo que no fue óbice para que publicara la información el diario ruso Izvestiya y, tras él, Sputnik, Ukraina.ru y el medio público iraní Hispan TV.

MÁS INFORMACIÓN

  • Rusia reúne a independentistas de todo el mundo mientras reprime a tártaros o causásicos
  • Moscú junta a catalanes, hawaianos y portorriqueños en una “internacional” independentista.

La premisa básica de esta maquinaria prorrusa es crear información a veces real, a veces falsa. “No estamos hablando de propaganda soviética ni mucho menos. No todo son noticias falsas”, asegura Brett Schaffer, analista en la Alianza para Asegurar la Democracia, un proyecto nacido en el seno del German Marshall Fund que opera una herramienta para seguir la actividad de redes afines al Kremlin. “Ni siquiera se difunden siempre noticias que beneficien de forma muy obvia al Gobierno ruso. Unas veces se crean noticias o bulos y otras veces se emplean opiniones de agentes independientes, como los activistas antiglobalización, que de algún modo sirven a Rusia en sus objetivos. Esto no quiere decir que Rusia quiera a toda costa la independencia de Cataluña. Lo que busca principalmente es fomentar divisiones para ir minando poco a poco la democracia de Europa y sus instituciones”.

Uno de los ámbitos de acción preferentes de la maquinaria prorrusa es Alemania. Ayer, según la herramienta de la Alianza para Asegurar la Democracia, el término más usado por esos trolls y bots en alemán era afd, siglas en alemán del grupo ultra Alternativa para Alemania, que logró representación en el parlamento. En los pasados días Cataluña también se ha colado entre las menciones preferentes en ese ámbito, y uno de los tuits más compartidos ayer era del canal en alemán del medio ruso Sputnik, con el titular “Registros y detenciones en el gobierno catalán - los estudiantes se manifiestan contra los paramilitares”.

Intentando internacionalizar el conflicto, los medios rusos afines o financiados por el Kremlin se han hecho eco de la crisis catalana también en ruso, difundiendo informaciones concebidas con un objetivo: relacionar directamente el independentismo en Cataluña con otros movimientos separatistas. Como en la noticia que citaba a Folch, abundan las informaciones que relacionan la secesión de Crimea de Ucrania y posterior anexión a Rusia con la posible independencia de Cataluña, recogida en medios rusos como RT, RIA y Pravda.

Este último medio, hoy de titularidad privada, publicó el jueves una información en ruso con el titular: “Barcelona recrea el escenario de Crimea”. La información fue compartida en Twitter por dos cuentas de Pravda (@pravda.ru y @pravdaonline) ambas con una audiencia de 230.000 usuarios. En ella se dice claramente que “si los catalanes celebran el referéndum y declaran unilateralmente la independencia, habrá un precedente para la Unión Europea similar al de Crimea”. Añade que “un referéndum similar se celebra el lunes en el Kurdistán iraquí, también contra el deseo de las autoridades centrales”. Moscú es, con sus inversiones petroleras, la principal fuente de financiación de los kurdos iraquíes, cuyas aspiraciones a un Estado propio apoya.

Pravda: "Madrid entra en cólera: Barcelona recrea el escenario de Crimea".

Ante esa ofensiva en redes sociales, los analistas de la Alianza para Asegurar la Democracia han detectado en el pasado mes que Cataluña y varios términos relacionados con el independentismo como “1-O” se colocan a diario entre las tendencias más compartidas por las 600 cuentas prorrusas que operan en inglés, junto a Crimea, Ucrania, Brexit, Kurdistán, Siria o Irán. La misma organización advierte que “entre las tendencias más destacadas, detectamos una relación de movimientos a favor del separatismo, incluidos el Kurdistán, Cataluña y, de forma más suave, ideas para visitar Crimea”.

Noticias falsas

Una de las cuentas que suele avanzar de forma más agresiva los intereses del Kremlin es Voice of Europe (@V_of_Europe), quien ha compartido en días pasados mensajes en Twitter como “España HIERVE: la UE SE NIEGA a actuar en Cataluña a pesar de que España viola los derechos humanos más básicos” o “El referendo de Cataluña es una bomba de relojería que puede destruir la UE”. Voice of Europe parece un diario pero no tiene más que un canal en Twitter y otro en Facebook en los que comparte contenido de otros medios. Otras informaciones que comparte, claramente falsas: “Escuelas públicas británicas obligan a niñas de cuatro años a llevar velo” o “La policía holandesa carece de poderes ante los inmigrantes criminales”.

Sin llegar a publicar falsedades, medios rusos financiados por el Kremlin, como RT y Sputnik, han recurrido a enfoques tergiversados de informaciones reales. Por ejemplo, RT publicó el miércoles “Estado de sitio: gobernantes catalanes, incluido el viceministro de economía, detenidos por los documentos del referéndum” y el viernes “Los barcos de la represión: los estibadores catalanes se niegan a abastecer los navíos policiales de Madrid”. Ambas fueron compartidas en Twitter y en Facebook, esta última con el mensaje genérico de “Barcos de la represión”, lo que produjo unas 722 interacciones de los usuarios.

Las cuentas de RT en español en Twitter (2.74 millones de seguidores) y Facebook (5,1 millones) se han lanzado también a difundir contenido sobre la crisis catalana con titulares como “Cataluña: Francisco Franco, el dictador, ha regresado victorioso”.

El canal en español de RT publicó el sábado un comunicado de respuesta a una información previa de este diario en el que niega obedecer al dictado del Kremlin y en el que afirma que Occidente “ha visto cómo su clase política y sus medios de comunicación, paso a paso, día a día, han ido perdiendo la credibilidad del ciudadano por sus propios errores cometidos de forma sistemática, grosera y, como vemos hoy mismo, intencionada”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon