Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Reina, sobre la abdicación: 'Todo va a seguir igual. No hay ningún problema en el cambio'

El Mundo El Mundo 03/06/2014 EDUARDO SUÁREZ

Enfundada en un traje floreado de chaqueta y arropada por la ministra y por los miembros de la misión española, Doña Sofía pronunció este martes sus primeras palabras sobre la abdicación de su esposo. "¿Cómo se encuentra?", le han preguntado los periodistas a la salida de su intervención ante la junta ejecutiva de UNICEF. "Igual que antes", dijo la Reina. "Todo va a seguir igual. La continuidad con mi hijo, que ya está al tanto de todo. No hay ningún problema en el cambio".

Unos minutos antes, Doña Sofía pronunció el primer discurso de su último viaje como Reina a la ciudad de Nueva York. Un discurso en el que no hubo palabras sobre la renuncia de su esposo ni referencias a lo que se propone hacer después de la abdicación.

Unas horas después del anuncio de , su esposa recibió el honor de dirigirse durante unos minutos a la junta ejecutiva de UNICEF: una organización cuyo comité español preside desde 1971 y en cuyos proyectos ha trabajado durante décadas. Al inicio de la sesión, el presidente de la junta ejecutiva reconoció su labor diciendo que todos los delegados eran "conscientes de su compromiso con los derechos del niño en todos los lugares del mundo".

Doña Sofía recordó que UNICEF había recibido en 2006 el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia y agradeció la oportunidad de dirigirse a la junta ejecutiva de la organización, cuya directora de comunicación es la española Paloma Escudero y cuyo director ejecutivo es Anthony Lake.

La Reina subrayó la solidaridad de los ciudadanos españoles con las víctimas de catástrofes naturales como el terremoto de Haití o el tifón de Filipinas y se dirigió a los padres de las niñas secuestradas en Nigeria: "Sus hijas son nuestras hijas", afirmó. "Su dolor es nuestro dolor y su esperanza es la nuestra".

La sesión de la junta ejecutiva de UNICEF estaba dedicada a África. Un continente donde se encuentran la mitad de los niños que mueren en el mundo y donde se desarrollan muchos programas de la organización. Doña Sofía aseguró que África ocupa "un lugar especial" en su corazón y señaló los dos obstáculos esenciales para que todos los niños del mundo reciban una educación digna: "El trabajo infantil y los conflictos donde los niños son forzados a participar, a veces empuñando las armas".

Se trataba de respaldar la campaña Niños, no soldados, que acaban de lanzar los responsables de Naciones Unidas. Pero también de subrayar la importancia de la mujer como garante de los derechos del niño y de la prosperidad de la sociedad. "El papel de las mujeres es esencial para poder garantizar la conquista de las mayores cotas de prosperidad para todos", dijo la Reina. "El mejor camino para alcanzar ese objetivo es el pleno reconocimiento y participación de la mujer en todos los proyectos políticos, sociales y económicos de la comunidad en la que vive".

Doña Sofía permanecerá en Nueva York hasta el próximo jueves. Este martes mantendrá una breve reunión con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y ofrecerá un almuerzo a las mujeres que ejercen como representantes permanentes de sus países ante la organización. Por la tarde respaldará con su asistencia la presentación de la fundación estadounidense del Liceu de Barcelona, cuyos responsables aspiran a estrechar lazos con las compañías líricas de este lado del Atlántico.

El último acto de la agenda de la Reina es la entrega este miércoles del premio Path to Peace, que entrega la misión diplomática de la Santa Sede y que antes recibieron mandatarios como Lech Wallesa, Carlos Menem o el rey Balduino.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon