Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La 'startup' española que promete mejorar la vida de miles de ciegos con una simple 'app'

El Confidencial El Confidencial 04/09/2016 David Brunat

Una start-up española está ultimando un sistema de navegación para ciegos que podría cambiar drásticamente su forma de moverse por la ciudad, hacer turismo o practicar deporte. Escenas como ver a una persona con bastón girando limpiamente una esquina, corriendo sola en una pista de atletismo o incluso caminando con paso firme por un sendero de montaña podrían empezar a ser habituales en poco tiempo. Eso, al menos, es lo que pretende Geko Navsat, una empresa incubada por la Agencia Espacial Europea que pretende dar un vuelco a la vida de miles de discapacitados visuales con el uso de unos simples auriculares y una aplicación móvil.

El concepto es sencillo: unir tecnología de navegación por satélite y sonidos 3D. ¿Cómo? "Pues combinando la posición exacta de una persona con un interfaz sensorial que lanza indicaciones mediante sonidos muy sencillos, tipo chasquido. Esos sonidos en tres dimensiones van guiando al usuario según su posición GPS y corrigiéndole si se desvía del trazado", explica Rafael Olmedo, fundador de Geko Navsat. "No estamos hablando de quitarles el perro guía o el bastón, ya que estos siguen siendo necesarios para detectar obstáculos; hablamos de abrirles ese mundo que hay más allá del perro o el bastón, de que si quieren ir 500 metros más allá de su ruta habitual, puedan hacerlo con total seguridad", continúa este ingeniero aeronáutico, que lleva desde 2011 trabajando en el proyecto.

Una de las rutas geolocalizadas, ubicada en el Pirineo aragonés. © Proporcionado por El Confidencial Una de las rutas geolocalizadas, ubicada en el Pirineo aragonés. Tres muestras del interfaz de Nav4Vip en el que los invidentes pueden realizar sus itinerarios. © Proporcionado por El Confidencial Tres muestras del interfaz de Nav4Vip en el que los invidentes pueden realizar sus itinerarios.

Este sistema de guiado sensorial, bautizado como Nav4Vip, ha sido testado por más de 200 invidentes de varios países. Y el resultado es esperanzador. “Muchos nos dicen que en cuanto lancemos la aplicación se la van a descargar. Están deseando descubrir nuevos destinos sin tener que depender de nadie”, indica Olmedo. Incluso la ONCE, poco dada a apoyar proyectos empresariales, se muestra entusiasmada con el potencial de esta aplicación que estará disponible en Google Play a finales de septiembre en una primera versión que irá puliéndose con el paso de los meses.

Una de las cualidades que más gusta a los usuarios es el uso de auriculares de transmisión ósea, ya que les permite percibir los pitidos a la vez que tienen los oídos libres para seguir escuchando todos los sonidos del entorno. Carlos Estupiñá, discapacitado visual desde hace solo seis años, es el último usuario en probar el sistema. Olmedo le presta su móvil y unos auriculares y le ofrece una sencilla ruta junto al Parque Científico de la Universidad Carlos III, en Leganés, sede de Geko Navsat.

Teléfono en mano (aunque bien podría llevarlo en el bolsillo), Estupiñá se pone en marcha. Los pitidos graves, espaciados y centrados le confirman que va por buen camino. En cuanto se desvía poco más de un metro a la derecha, los pitidos se hacen más insistentes y agudos sobre su oído derecho. Lo mismo ocurre cuando llega una curva cerrada: los sonidos en 3D le van envolviendo para indicarle cuantos grados debe girar para mantenerse dentro del trazado. Estupiñá realiza el pequeño circuito sin problema y a velocidad de crucero.

Carlos Estupiñá, testando el sistema de guiado sensorial mediante unos auriculares óseos integrados en su gorra. (D.B.) © Proporcionado por El Confidencial Carlos Estupiñá, testando el sistema de guiado sensorial mediante unos auriculares óseos integrados en su gorra. (D.B.) La aplicación Nav4Vip permite a los invidentes recorrer nuevas rutas de forma autónoma. © Proporcionado por El Confidencial La aplicación Nav4Vip permite a los invidentes recorrer nuevas rutas de forma autónoma.

“El primer problema que nos encontramos al inicio fue el de la precisión. A un corredor de montaña, cinco metros de error a la izquierda no le influyen, pero a un invidente lo sacan de la acera. Por eso hemos conectado a la aplicación dispositivos GPS externos que dan mucha más precisión que el móvil. Nuestro dispositivo propio alcanza los dos metros de error, y ahora lo estamos evolucionando para que llegue a sólo un metro. Hoy, un GPS de ese nivel de precisión cuesta 3.000 euros en el mercado, y nosotros al desarrollarlo lo dejaremos en los poco más de 100 euros que cuesta el aparato. A partir de ahí ya podremos empezar a dar mucha seguridad a los usuarios y pensar en el siguiente paso: integrar el navegador sensorial en entornos tan exigentes como las grandes ciudades”, indica Olmedo.

Por ahora, el sistema de guiado para ciegos de Geko Navsat se centra en entornos naturales y parques amplios como el Retiro. “En esta primera etapa estamos desarrollando recorridos de montaña y turismo rural porque es lo más atractivo: es menos arriesgado para el usuario y más rico a nivel de experiencia. La ciudad tiene muchas variables que no puedes controlar, como son los coches o los semáforos, y más cuando muchos usuarios van a utilizar solamente el GPS del móvil para moverse, que es muy impreciso”, reconoce Eduardo Reyes, desarrollador web.

Por supuesto, el usuario puede si quiere generarse una ruta urbana. Sólo tiene que dibujarla en Google Earth y cargarla en la aplicación. “Aunque en este caso la precisión será mucho menor, ya que hay que tener en cuenta que los servicios de mapas en internet te llevan por mitad de la calle”, advierte Olmedo. “Por eso, en esta primera fase, aconsejamos a los usuarios que utilicen nuestras rutas, que están perfectamente marcadas con un margen de error de más/menos un metro”.

Oficina de Geko Navsat en el Parque Científico Carlos III de Leganés. (D.B.) © Proporcionado por El Confidencial Oficina de Geko Navsat en el Parque Científico Carlos III de Leganés. (D.B.)

“Tenemos cargadas unas veinte rutas y el objetivo es trazar muchísimas más”, afirma Reyes. Desde un agradable paseo por el parque del Retiro en el que se indican todos los puntos de interés a la posibilidad de completar tramos enteros del camino de Santiago. Ahí es donde se basa el modelo de negocio de Geko Navsat: ingresar dinero por cada ruta generada sin que el coste repercuta en el usuario. Patronatos, empresas turísticas o cualquier empresa tiene desde ahora la opción de promover su destino entre el colectivo de discapacitados visuales.

“Un hotel rural que quiera promocionar un itinerario en su zona, un ayuntamiento, cualquiera puede contratar el servicio. Nosotros trazamos la ruta, la incorporamos en la aplicación y el usuario ya puede disfrutar de forma gratuita de esa experiencia”, continúa Reyes, que añade: “El objetivo último es que el propio navegador genere el recorrido automáticamente, lo que daría millones de alternativas a los invidentes. Pero todavía nos falta tiempo para eso”.

Infografía que muestra los elementos y funcionamiento de Nav4Vip. © Proporcionado por El Confidencial Infografía que muestra los elementos y funcionamiento de Nav4Vip.

Además de para caminar por senderos, la ‘app’ ya es totalmente funcional para los atletas invidentes. Solamente hay que marcar los puntos de giro dentro de una pista de atletismo para que los corredores ciegos puedan entrenar en solitario, sin depender de un guía como hasta ahora. La 'app' será de acceso gratuito en Google Play y, próximamente, también en Apple Store. Si los usuarios quieren acceder a funciones avanzadas como generar sus propias rutas o permitir a otras personas conocer su ubicación en tiempo real, sólo tendrán que pagar una cantidad simbólica. Una herramienta que promete facilitar la vida no sólo a los invidentes, sino también a sus guías, ya que con el uso de dispositivos GPS individuales, los guías de grupos de invidentes pueden también tener controlado a todo el grupo con solo ver la pantalla de su teléfono móvil. Una opción ya testada con éxito en la estación de esquí de Formigal.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon