Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La turista danesa fue estrangulada y luego quemada en una habitación

El Mundo El Mundo 16/06/2014 LUIS F. DURÁN

La turista danesa de 27 años que murió carbonizada el pasado viernes de madrugada en un piso de uso turístico del distrito Centro fue asesinada, según fuentes policiales. La autopsia ha permitido descubrir que la mujer primero fue estrangulada y luego quemada en una de las dos habitaciones de la vivienda situada en la segunda planta del número 2 de la calle de Barcelona, muy cerca de la Puerta del Sol.

La investigación, de momento, descarta que fuese violada, según el primer informe del médico forense. Con todo, se está a la espera de varios análisis para poder confirmar que no sufrió una agresión sexual.

El caso está siendo investigado por los agentes del grupo de Homicidios de la Brigada de la Policía Judicial y de la Brigada de Policía Científica.

© Proporcionado por elmundo.es

La puerta de la vivienda no estaba forzada por lo que se sospecha que el homicida debió de entrar con la mujer en el apartamento. Tampoco se sabe si le robaron las pertenencias a la mujer ya que la habitación quedó totalmente destrozada por el fuego.

La víctima ha sido identificada como Anne S. J. , de 27 años. Llevaba pocos días de turismo en Madrid, según la Policía.

Los agentes están tratando de averiguar quien pudo entrar en el inmueble con la turista asesinada. Se están revisando imágenes captadas por cámaras tanto de la calle de Barcelona cómo del entorno de la Puerta del Sol.

También la Policía intenta descubrir como causaron el incendio en la vivienda donde estaba alojada la chica. Se descarta así que el fuego pudiera ser originado por un cortocircuito como se pensó en un primer momento por los agentes que llevan el caso.

Fue un vecino del cuarto piso el que descubrió la tragedia sobre las 06.30 horas de la mañana del viernes. Bajo andando las escaleras y al llegar a la segunda planta vio que salía humo y avisó a los servicios de emergencia.

Los bomberos tuvieron que romper la puerta de la vivienda para acceder al interior. Cuando entraron se encontraron con que las llamas estaban confinadas en una habitación y no afectaban al resto del piso. Al sofocar el incendio se toparon con el cadáver calcinado de una mujer sobre la cama.

La carga de fuego había sido de tal envergadura que el techo de la vivienda estaba agrietado. Los investigadores y la comisión judicial fueron desalojados de la vivienda de forma temporal mientras se enfriaba el habitáculo.

Casi seis horas después la Policía pudo entrar en el piso. Los agentes enseguida sospecharon que algo extraño había ocurrido y se realizó un minucioso trabajo en toda la vivienda para intentar buscar alguna pista que condujera a la identificación del criminal. El cadáver de la mujer no fue trasladado al Instituto Anatómico Forense hasta la tarde del pasado viernes.

Pese al estado del cuerpo la autopsia determinó que tenía hematomas por el cuello y golpes. Había sido asfixiada hasta la muerte. De momento, ningún familiar de la fallecida ha acudido el fin de semana al Instituto Anatómico Forense para reclamar el cadáver aunque si se han realizado gestiones desde el consulado de Dinamarca sobre el caso. Se espera que la familia de la Anne acuda hoy a Madrid.

Los vecinos confirmaron que la vivienda donde falleció la mujer es un apartamento turístico que se alquila por semanas o días. El piso donde ocurrió el crimen permanece precintado por los agentes de la Policía Científica y del grupo de Homicidios.

Antonio Gil Alonso, presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, lamentó el mismo día de los hechos el suceso y pidió que se esclarezcan los hechos para saber la causa de este accidente. «No sabemos si ese piso es un actividad alegal. Lo que si creemos es que se debe regular este tipo de negocios para que cuenten con las medidas de seguridad correspondientes y los turistas y clientes puedan sentirse protegidos», agregó Antonio Gil.

La Comunidad de Madrid acaba de aprobar un decreto, que todavía no ha entrado en vigor, en el que se regularán las viviendas turísticas, que hasta ahora se encontraban en una situación de alegalidad. Este documento establece los requisitos generales que deben cumplir estos pisos, que tendrán que ser desarrollados por el Ayuntamiento correspondiente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon