Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La TV a la carta no despega en España: "Las cadenas son demasiado lentas"

El Confidencial El Confidencial 17/05/2016 Álvaro Hernández

La televisión, ese aparato que hasta ahora reunía a la familia en el sofá, vive una verdadera revolución a la vez que tiene ante sí un futuro incierto. La llamada 'caja tonta' ya no tiene un pelo de tonta, y los grandes grupos mediáticos aún están haciéndose a una nueva situación en la que cada espectador es quien manda: la televisión a la carta es ya una realidad.

[La piratería de la TV de pago aún existe (y por qué nadie puede con ella)]

“Esta es ya la televisión del presente, cada uno ve los programas cuando quiere”, explica a Teknautas Ana Bueno, directora Multiplataforma de Mediaset España. Precisamente Mediaset es un ejemplo de la adaptación a medio gas de las cadenas españolas a este modelo (ya no tan futuro) de consumo a la carta: el grupo propietario de Telecinco dispone de una plataforma propia, Mitele.es, en la que la audiencia puede ver sus contenidos a cualquier hora del día. Además, la compañía ha anunciado recientemente su llegada a las ‘smart TV’, lanzando una aplicación de Mitele para este tipo de dispositivos. Eso sí, solo para los de la marca Samsung.

A pesar de todo ello, Mediaset aún no ha decidido entrar en el mercado de transición que permite convertir los televisores habituales en aparatos inteligentes: el de Chromecast y otros ‘sticks’ por el estilo. Desde el grupo se limitan a explicar que valoran todas y cada una de las plataformas que existen en el mercado. No obstante, Chromecast y compañía no deben parecer una buena opción en el seno de la empresa italiana. “Estamos en análisis permanente de oportunidades”, concluye Bueno.

Mitele.es © Proporcionado por El Confidencial Mitele.es

Otras cadenas sí que cuentan con ‘apps’ compatibles con ese dispositivo de Google que, por menos de 40 euros, permite enviar el contenido de nuestro ordenador o nuestro móvil a la televisión. Aunque, eso sí, no sin polémica.

“A las cadenas les pilló por sorpresa todo este tema sin prever que iban a tener la necesidad de implementarlo por las numerosas demandas por parte de sus usuarios”, recuerda Borja Domínguez. Este desarrollador creó, a comienzos de 2014, Casteando, una ‘app’ que unía todos los contenidos de Atresmedia, RTVE, Mediaset y distintos canales autonómicos.

Tras publicitarla en varios medios y poner un ‘banner’ para ganar algo de dinero con Casteando (algo que hoy Domínguez reconoce como dos errores), Atresmedia le pidió que quitara su contenido, como así hizo, y el ente público fue un paso más allá: “Por una queja por parte de RTVE me eliminaron la aplicación de Google Play sin poder recurrirla”, recuerda el desarrollador.

[Nuevos Google Chromecast: un pequeño gran invento para tu TV (y altavoces)]

Antes de que acabara el año, ambos grupos televisivos contaban con su propia aplicación compatible con Chromecast: si en junio de 2014 Casteando desaparecía del mapa, en septiembre RTVE lanzaba su ‘app’ y en noviembre Atresmedia hacía compatible con Chromecast la suya. Según Domínguez, su herramienta sirvió para que las cadenas se pusieran las pilas.

“A pesar de los recursos con los que cuentan esas empresas, una persona (en este caso yo) con un trabajo a jornada completa fue capaz en sus ratos libres de añadir una funcionalidad que no fueron capaces de realizar en menos de medio año y con numerosos problemas”, explica el padre de la desaparecida Casteando.

Chromecast © Proporcionado por El Confidencial Chromecast

Más allá del retraso, las aplicaciones oficiales llegaron a las tiendas de 'apps' con unas funcionalidades que no convencen a este desarrollador. Las televisiones, “para lo que deberían ofrecer, me parecen demasiado pesadas y lentas”, critica Domínguez.

¿En riesgo de quedarse obsoletas?

Mientras tanto, las cadenas que sí han abrazado la difusión digital de sus contenidos señalan que existe un riesgo: “Que, como televisiones, adoptemos las estrategia de aferrarnos lo máximo posible a la emisión lineal radiodifundida sin atender a los procesos de transformación digital”, explica el director de Análisis y Nuevos Proyectos de RTVE, Ignacio Gómez.

De hecho, además de Mediaset, otro grupo parece reacio a llevar sus contenidos digitales a los televisores que aún no son inteligentes: Movistar+ todavía no ha llegado al mundo de los ‘sticks’. Desde Telefónica recuerdan que Yomvi ya está integrada, eso sí, en las ‘smart tv’ y en videoconsolas. “Con este abanico de posibilidades consideramos que actualmente cubrimos las posibles necesidades de nuestros clientes”, señalan portavoces de la compañía.

A pesar de ello, en Movistar+ no niegan que el consumo de contenidos a la carta podría llegar a ser un sustituto de la televisión tradicional, algo que por ahora prefieren no pensar en el resto de grupos televisivos: “Tenemos claro que es un complemento, es una forma de consumo que es absolutamente complementaria a la televisión tradicional”, explica el director general de Atresmedia Digital, José Manuel González Pacheco.

Atresmedia © Proporcionado por El Confidencial Atresmedia

No obstante, Domínguez señala que, tecnológicamente hablando, la apuesta digital de las cadenas españolas dista bastante de ser puntera. “Siguen existiendo varias que tienen a día de hoy reproductores de Flash, algo del siglo pasado que no será compatible nunca con Chromecast”, cuenta el desarrollador.

Además de ello, la dificultad de crear una herramienta útil, sencilla y que supere algunas de las limitaciones en lo que a ‘codecs’ se refiere del propio Chromecast hace que la distribución de contenidos a la carta en diferentes dispositivos no termine de despegar en nuestro país.

¿Hay negocio?

Por si fuera poco, el aparato de Google dificulta que las cadenas hagan negocio con sus contenidos. Si hay canales que introducen publicidad antes de comenzar un vídeo y en mitad del mismo, Chromecast no lo permite: “Puedes apagar el portátil y el vídeo que has enviado a la televisión seguirá reproduciéndose. Esto se traduce en que las cadenas no tienen control sobre tu televisión y no pueden poner publicidad entre medias”, analiza Domínguez.

A pesar de los impedimentos de Chromecast, los grupos de televisión dicen haber sido capaces de hacer negocio con el salto digital. De hecho, si la publicidad en la red es más asequible que en televisión, desde Atresmedia explican que su caso es el contrario: “La publicidad digital en internet de nuestros contenidos de vídeo se está vendiendo a un precio comparativamente superior al de la televisión”, cuenta González Pacheco.

Probablemente esto se deba a que las cadenas venden publicidad conjunta, tanto para la emisión de toda la vida como para sus contenidos digitales. De hecho, Bueno explica desde Mediaset que sus ofertas “son complementarias y transversales, no alternativas”. O pagas por publicidad tanto en la emisión convencional como en la web, o no hay trato.

Así, mientras los grupos televisivos parecen estar sabiendo adaptarse en lo económico al nuevo panorama, en nuestro país las herramientas para disfrutar de la televisión a la carta aún dejan que desear (y obligan a tener instaladas tantas aplicaciones como cadenas queramos ver) e incluso, como señala Borja Domínguez, “utilizan tecnología obsoleta”.

(Foto: Nicola Albertini/Flickr vía CC) © Externa (Foto: Nicola Albertini/Flickr vía CC)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon