Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La UE cierra el procedimiento de déficit excesivo de Grecia

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/09/2017 Claudi Pérez
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos. © OLIVIER HOSLET Pierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos.

Grecia sigue en tierra de nadie, pero va emitiendo alguna que otra señal positiva. Los Veintiocho han sellado este lunes el cierre del procedimiento de déficit excesivo de Grecia —que obliga a los países afectados a acometer recortes cuando el déficit público supera la barrera del 3% del PIB—, después de siete años de "enormes esfuerzos y sacrificios", según el comisario Pierre Moscovici. Bruselas abrió ese procedimiento a Grecia en 2009, después de que el país reconociera que había falseado durante años las estadísticas.

MÁS INFORMACIÓN

  • El FMI acuerda inyectar 1.600 millones de euros en Grecia
  • Cultura para resistir frente a la crisis
  • España levanta su veto al rescate de Grecia

Después vinieron hasta tres supuestos rescates, que se han saldado con tasas de paro de hasta el 27% (hoy claramente a la baja, pero aún en torno al 20%) y se han llevado una cuarta parte de la riqueza del país. El PIB se recupera, el empleo vuelve poco a poco y Grecia ha conseguido un notable superávit fiscal primario (sin contar el pago de intereses) e incluso ha podido volver a los mercados. Pero Atenas sigue a la espera de una reestructuración de deuda que los europeos retrasan una y otra vez, y pendiente de que el Banco Central Europeo compre bonos griegos en su programa de compra de activos.

La salida de Grecia sigue a la de Portugal y deja a solo dos países en el pelotón de los torpes: Francia y España. El Gobierno de Emmanuel Macron ha empezado ya a aprobar reformas (la semana pasada dio luz verde por decreto a la laboral), y espera que un crecimiento algo mayor de lo esperado (en torno a un 2%) permita cumplir el déficit. España ha fiado desde hace tiempo su rebaja del déficit al mismo argumento: el Gobierno cree que el PIB español puede crecer por encima del 3% este año, prácticamente el doble de lo que avanza el PIB del euro, y eso podría bastar también en el caso español.

Grecia sigue pendiente del tercer rescate: debería aplicar decenas de medidas para que el calendario del tercer examen del rescate no se retrase de nuevo. Al menos las cifras acompañan: las proyecciones prevén un déficit del 1,2% del PIB este año. La deuda pública, eso sí, roza el 180% del PIB y es absolutamente impagable, según el análisis del Fondo Monetario Internacional. La vigilancia de Bruselas continuará al menos hasta el verano de 2018, cuando expire el programa, pero podría ir incluso más allá. Queda Grecia para rato.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon