Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La UE niega al Congreso el informe secreto de Deloitte sobre el Popular

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 27/09/2017 Íñigo de Barrón
El presidente del FROB, Jaime Ponce, en la Comisión de Economía del Congreso. © Europa Press El presidente del FROB, Jaime Ponce, en la Comisión de Economía del Congreso.

La Junta Única de Resolución (JUR) europea ha denegado a la comisión del Congreso que investiga la crisis financiera, el informe secreto de Deloitte sobre la valoración del Popular previo a su resolución. Todos los partidos y el propio presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, se han manifestado a favor de que se conozca este informe que sirvió como guía para vender el Banco Popular al Santander, única entidad que presentó una oferta, por un euro

El portavoz económico de Unidos Podemos, Alberto Montero, y el Ciudadanos, Francisco de la Torre, se quejaron por que Elke König, presidenta de la JUR, no haya atendido la petición. De la Torre criticó “la falta de una rendición democrática de cuentas”. Ponce apuntó que creía que se había exagerado la importancia de este informe “por la falta de claridad que lo ha rodeado, pero creemos que se podía hacer público ese documento. Sin embargo, la JUR dice que puede tener impacto en la estabilidad financiera. Supongo que se conocerá en el proceso judicial”.

Deloitte realizó tres escenarios, de los que dos concluían con valoraciones negativas del Popular y uno con un valor positivo de 1.500 millones porque cuantificó sus activos con más optimismo ante la recuperación inmobiliaria, como informó EL PAÍS.

König ha denegado el informe alegando que “socavaría los intereses comerciales” de la entidad. Los diputados de la Comisión de investigación de la crisis financiera se comprometieron a no hacer púbico el informe. La Fiscalía Anticorrupción ha pedido la admisión a trámite de una treintena de querellas sobre este caso.

La crisis del Popular logró, como en pocas ocasiones, que todos los diputados del arco parlamentario, excepto el portavoz del PP, coincidieran en criticar con mucha dureza al FROB por su gestión la venta del Popular. Los parlamentarios preguntaron si fue un problema de solvencia o de liquidez, “porque el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó en varias ocasiones que el Popular era solvente y después quebró”, como apuntó Montero. Pedro Saura, del PSOE, pidió explicaciones sobre por qué el Popular no recibió liquidez de las autoridades “cuando era un problema puntual, que derivó en su quiebra”.

Ponce afirmó que la entidad quebró por “falta de liquidez, como nos dijo el BCE. Por qué no se le inyectó dinero es algo que queda fuera de nuestra capacidad, debe ser el BCE o Banco de España quienes deben responder. Se hizo lo que manda la ley: evitar usar el dinero público y velar por la estabilidad financiera. No existe autocomplacencia, una quiebra siempre es una mala noticia”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon