Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La UE sale al auxilio de la prensa: abre la puerta a una nueva 'tasa Google'

El Confidencial El Confidencial 14/09/2016 M. A. Méndez

Los rumores y filtraciones eran ciertos. La Comisión Europea acaba de presentar un nuevo paquete de propuestas destinadas a reformar la ley de copyright europea, y la principal medida que pone sobre la mesa ya está causando polémica: abrir la puerta a que los medios puedan cobrar a buscadores y agregadores 'online' por publicar extractos de sus noticias. Es decir, una resurrección de la conocida como 'tasa Google' o, en España, el fracasado 'canon AEDE', que llevó al cierre de Google News en nuestro país. A Bruselas parece no importarle que la idea no haya funcionado ni en España ni en Alemania. Todo lo contrario: la 'tasa Google' vuelve a nacer.

La propuesta de nueva directiva de copyright publicada hoy por la Comisión (la puedes leer al completo aquí, y su exhaustivo análisis técnico aquí) parte de lo que califica como el "problema" de la prensa. "Un reparto justo del valor [generado] es necesario para asegurar la sostenibilidad del sector de la prensa. Este se enfrentan a dificultades a la hora de licenciar sus publicaciones online y obtener una compensación justa por el valor que generan. Esto puede afectar al acceso a la información de los ciudadanos", explica el documento. ¿Cómo evitar este 'derrumbe' de la prensa? La propuesta de Bruselas es directa: obligar a los estados miembros a que reconozcan el derecho de los medios a cobrar a Google y otros agregadores de intenet por mostrar sus noticias.

"Intentar cobrar por enlaces ha sido siempre un error, va contra la lógica de internet. De hecho ya hay varias sentencias del Tribunal de Justicia Europeo que van justo en contra de esta línea. El problema es que Bruselas abre ahora la puerta a que los medios puedan cobrar a Google, pero no dice cómo, ni tampoco si va a ser irrenuciable o no, como ocurrió en España. Serán los estados miembros los que tendrán que decidir cómo implementar todo esto", explica Sergio Carrasco, profesor de derecho especializado en internet y telecomunicaciones.

Bruselas asegura en su análisis que ha contemplado tres opciones para resolver el "problema" de la prensa. La primera es no hacer nada, dejar que el sector siga su curso. La descarta porque supondría la desaparición de los medios impresos. La segunda opción es promover el diálogo entre las diferentes partes (Google,  agregadores 'online', medios...), pero también la descarta por insuficiente. La tercera es reconocer un derecho de autor específico para el contenido que publican los medios. Ayudaría, pero no soluciona el problema de los ingresos. Y ahí llega la cuarta opción y preferida por la Comisión: reconocer un derecho de autor específico para la prensa y, además, "permitir que reclamen una compensación" por la reproducción y comunicación pública de su contenido.

© Proporcionado por El Confidencial

El fracaso del 'canon AEDE'

Los experimentos previos de intentar implantar algo así fueron un fracaso. En España, el 'lobby' de AEDE, la asociación de editores de diarios españoles, logró que el gobierno aprobara el famoso 'canon AEDE'. Este permitía a los medios cobrar una tasa a Google y el resto de agregadores, tasa que era irrenunciable. Es decir, se iba a recaudar quisieran los medios o no. ¿El resultado? Google News cerró en España y dejó al gobierno y a AEDE en ridículo a nivel mundial. Alemania intentó una medida parecida, aunque con un cobro opcional. Los medios al final acabaron pidiendo a Google volver a News para no perder tráfico.

Ahora Bruselas quiere volver a intentarlo, y la respuesta del sector tecnológico no puede ser más negativa. "No han entendido nada, si se impone de nuevo un 'canon AEDE' a nivel europeo el gran perjudicado será el usuario. Se estará restringiendo su acceso a la información y los medios no ganarán nada. El caso español y el alemán ya lo demostró: una 'mordida' no es la solución", explica una fuente en una de las multinacionales de internet afectadas. 

El documento publicado hoy por la Comisión Europea es una propuesta de directiva, es decir, deberá ser aprobada primero por el Parlamento Europeo y luego por los estados miembros. La versión final probablemente se modifique de forma importante, pero el 'lobby' de los medios impresos en Europa ya se ha apuntado un primer tanto: que el debate vuelva a estar sobre la mesa. Ahora le toca a Google y a las firmas de internet responder.

(Foto: Reuters) © Externa (Foto: Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon