Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Unesco reitera su rechazo al dragado del río Guadalquivir

EL PAÍS EL PAÍS 14/06/2014 Manuel Planelles
Un carguero cruza el río Guadalquivir por la esclusa nueva, en 2013. © julián rojas Un carguero cruza el río Guadalquivir por la esclusa nueva, en 2013.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) vuelve a centrar el foco sobre el dragado de profundización que el puerto de Sevilla quiere acometer en el río Guadalquivir. Esta organización teme el “impacto” que esta actuación puede tener sobre el parque de Doñana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995. Como ya hizo el año pasado, pide a las Administraciones “un compromiso permanente para no permitir” la profundización del calado del río, que el puerto sevillano quiere realizar para que lleguen hasta la capital barcos más grandes.

En una resolución sobre el estado de conservación del espacio natural, la Unesco reitera su rechazo a esta obra. Esta recomendación previsiblemente será aprobada en la reunión anual que el Comité de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco celebra este mes en Doha (Qatar), según dijo ayer WWF.

La Unesco también menciona en el dictamen el problema del agua y la sobreexplotación del acuífero del que bebe Doñana. Muestra “su máxima preocupación” por la continua reducción de las reservas de este acuífero. La Consejería de Medio Ambiente tramita desde hace siete años un plan especial de la corona norte forestal de Doñana que aspira a poner algo de orden en las extracciones ilegales de agua para la agricultura.

Ese plan, que cuenta ya con el visto bueno del Consejo de Participación de Doñana, aún no ha sido aprobado por la Junta. La Unesco insiste en que se debe “combatir el uso ilegal del agua” en el entorno del espacio natural. Esta organización sí reconoce los esfuerzos por la recuperación de algunas especies, principalmente, los trabajos con el lince ibérico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon