Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La venta de helados aumenta un 4% por el calor y la llegada de turistas

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Ezequiel Moltó
Dos turistas comen un helado en Valencia en una imagen de archivo. © JORDI VICENT Dos turistas comen un helado en Valencia en una imagen de archivo.

Apenas llueve y el calor aprieta. Mientras en el campo ya se han encendido todas las alarmas por la sequía, los fabricantes de helados están viviendo su particular momento dulce por el aumento de las ventas esta primavera.

El presidente de la Asociación Empresarial Nacional de Elaboradores Artesanos y Comerciantes de Helados y Horchatas (Anhcea), José Luis Gisbert, ha afirmado que, en lo que va de año, la venta de helado se ha incrementado entre un 3% y un 4%, tanto en la provincia de Alicante como a nivel nacional en comparación con el mismo periodo de 2013.

Gisbert se ha mostrado esperanzado de que la tendencia continúe creciente en verano, "siempre y cuando" la meteorología acompañe, y siga el ambiente cálido.

Según el presidente de Anhcea, estos primeros cinco meses de 2014 han ido "un poquito mejor" que el mismo periodo del año pasado en la venta de helado, fundamentalmente por el tiempo. "En 2013 tuvimos una primavera mala, con lluvia muchos fines de semana", ha recordado Gisbert, en declaraciones a Europa Press.

La falta de precipitaciones y las altas temperaturas han propiciado un crecimiento de entre el 3% y el 4%. Para la temporada de verano que ahora comienza, José Luis Gisbert ha manifestado que creen que no habrá un descenso en ventas, con respecto al pasado año. Aun así, el responsable de los heladeros artesanos ha insistido en recordar que las previsiones "dependerán del tiempo".

Por otro lado, la recuperación del turismo también ha sido importante, sobre todo "en los sitios que reciben visitantes. Así Gisbert ha afirmado que el repunte turístico también influye en las ventas de helados aunque "lo principal es el tiempo", ha repetido.

Por el contrario, según el presidente de Anhcea, el Mundial de fútbol de Brasil, que comienza el próximo día 12 de junio, supone un "hándicap" para los heladeros. "Durante el Mundial hay menos gente en la calle, y en las heladerías no suele haber televisión que emita los partidos", aún así, se ha mostrado confiado en que el calor y el turismo "compensen" los perjuicios por este hecho.

Nuevos negocios

José Luis Gisbert también ha comentado que "están abriendo muchas heladerías nuevas" en la provincia y esto se debe a que "otros sectores están en crisis" y el del helado "no ha sido de los más perjudicados, no suele ser de los sectores que más sufre". "Muchas personas que tenían un negocio en la heladería y lo cerraron vuelven a abrirlo, o lo hacen los hijos", ha apuntado.

Ante la apertura de nuevos negocios heladeros, Gisbert ha advertido de que desde Anhcea están detectando que "empieza a haber un exceso de oferta" en un sector que, a nivel nacional, factura 250 millones de euros anuales.

Y sigue sin llover

El pasado mes de mayo fue seco y cálido, con un 66 por ciento menos de lluvia de lo habitual (17 litros por metro cuadrado frente a 47,3 de media), si bien la segunda mitad del mes se puede considerar térmicamente normal, según la Agencia Estatal de Meteorología.

La temperatura media mensual fue de 16,9 grados, 0,4 grados por encima de lo habitual, de modo que se mantiene la tendencia cálida del mes de abril, con zonas en las que las temperaturas medias se han situado hasta 4 grados por encima de la media.

Los valores máximos se alcanzaron durante los días 10 y 11, con máximas de 36.9 grados en Carcaixent, 36,5 en Xàtiva y 35,1 en Ontinyent y Zarra.

Los registros de Carcaixent y Xàtiva son los más altos en estas estaciones desde el pasado 7 de agosto. En la segunda quincena del mes las temperaturas se normalizaron e incluso algunos días tuvieron registros algo más bajos de lo normal.

El día más fresco del mes (en el promedio del territorio) fue el 24 de mayo, con una temperatura media 3,5 grados inferior al valor normal. Por lo que respecta a las precipitaciones, solo las tormentas de la última semana acumularon agua en volumen destacable, si bien no fueron precipitaciones generalizadas y tuvieron una corta duración.

Lo más notable fue la tormenta de Vilafranca del día 25, en la que se llegaron a recoger en dos horas de precipitación 110,5 litros por metro cuadrado con 13 centímetros de espesor de la capa de granizo en el observatorio y más de 20 centímetros en otras zonas del municipio

El último día del mes hubo precipitaciones débiles en la provincia de Alicante, que acumularon 8.4 litros en la capital en tres horas y 10 minutos de lluvia. Aunque es una cantidad modesta, aún es más que todo lo que se había acumulado en el resto del año, desde el 1 de enero (8.0 l/m2).

Solo en el tercio norte de Castellón (10 % del territorio) el mes ha sido normal o húmedo, en el resto (90 % del territorio) el mes fue seco o muy seco. En los últimos 8 meses, en el denominado año hidrológico, desde el 1 de octubre, el acumulado medio en la Comunidad Valenciana es de 139 l/m2, cuando lo normal serían 390 l/m2.

Esto significa que el déficit acumulado entre el 1 de octubre y el 30 de mayo es del 65 % en el promedio del territorio. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon