Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La vergüenza de los 'pilotos de pago' en la F1

ABC ABC 19/09/2015
El piloto español de Fórmula Uno, Roberto Merhi. © EFE El piloto español de Fórmula Uno, Roberto Merhi.

La salida de la Fórmula 1 de Roberto Merhi expone bien a las claras que pilotar en la máxima categoría no es una cuestión solo de talento. Principalmente, se trata de dinero. Diez de los veinte pilotos de la parrilla tienen que aportar dinero para subirse al coche, bien en forma de patrocinador o directamente a través de la cuenta corriente. Así están las cosas en la fórmula 1.

Hay diez pilotos que cobran en la F1 (los que corren en los cinco principales equipos) y otros diez que tienen que aportar dólares al presupuesto de la escudería. Si no lo hacen, no corren. Siempre puede llegar algún otro piloto por detrás con un patrocinador que pague más.

Ya se ha dado el caso. El año pasado Guido van den Garde y Esteban Gutiérrez ofrecieron un gran apoyo económico de sus sponsors a Sauber, pero aparecieron dos pilotos que pagaban más, el sueco Ericsson y el brasileño Nasr, y se quedaron los coches suizos.

Roberto Merhi no consiguió poner un euro en Manor, ya que no logró encontrar patrocinadores que lo apoyaran en su aventura en la F1. Ha estado doce carreras en este mundillo sin un aval económico. Muchas han sido en vista de cómo está el panorama.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon