Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Xunta penalizará sin pastoreo ni ayudas a las zonas con más incendios

EL PAÍS EL PAÍS 10/06/2014 Cristina Huete

Sin suscribir aún los convenios de prevención para este verano con los ayuntamientos, la Xunta presenta como estrategia en la lucha contra los incendios forestales de este año un incremento (con respecto al recorte de 2012) de los dispositivos de lucha contra el fuego que quedará integrado por 5.767 personas -59 más que el año pasado y 352 menos que en 2008- y por la declaración de “alta actividad incendiaria” de 79 parroquias, la mayoría (48, correspondientes a 30 ayuntamientos) de la provincia de Ourense. Todas ellas estarán especialmente vigiladas y se prohibirán las labores del pastoreo a los ganaderos si resultan afectadas por los incendios y además se las penalizará con fuertes restricciones en las subvenciones. Estas son las principales novedades que contiene el Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga 2014) que presentó esta tarde en el Parlamento gallego la conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, entre duras críticas de la oposición.

PSdeG, AGE y BNG coincidieron en recriminar a la conselleira la fragmentación del dispositivo de lucha contraincendios manteniendo la actuación de las brigadas municipales en las labores de prevención y defensa que, como el resto de los dispositivos (las brigadas de la Xunta, los contratados, los parques de bomberos y las dotaciones del Ejército) dependerán de un mando único. “¿Usted cree que los enchufados de los alcaldes le harán caso a estos o a los agentes forestales?”, inquirió la portavoz nacionalista Tereixa Paz a la conselleira tras acusarla de “profundizar en el error” de años anteriores: “Aún van a firmar los convenios con los ayuntamientos ahora, en verano: solo nos queda ponerle velas a los santos para que llueva”, sentenció Paz.

Quintana presentó el Pladiga haciendo una reflexión sobre lo que cuesta la lucha contra los incendios: “un esfuerzo económico similar al del año pasado, de más de 160 millones de euros”. “¿Se puede permitir Galicia este gasto público?”, se preguntó la conselleira. Le contestó el diputado de AGE Antón Sánchez advirtiéndole de que “no es austeridad ni eficiencia realizar las tareas de prevención en el mes de agosto y destinar 20 millones de euros a las brigadas municipales para desbrozar mil héctareas mientras la Consellería, con un presupuesto de 400 millones, dedica apenas 7 a la formación agraria”.

“Si no llueve hay incendios en abril en algún espacio natural. Usted presenta cada junio el Pladiga sin aportar nada, sin ninguna iniciativa política y sin estrategia de lucha contra el fuego, obviando la prevención; solo cumple con un trámite”, le reprochó a Quintana el socialista Pablo García.

El diputado del PP José Manuel Balseiro se remontó a los datos de la ola incendiaria del 2006 (año en el que gobernaba el bipartito en la Xunta) para contraponerlos a los actuales y felicitar a la conselleira a la que conminó a no escuchar las críticas: “No haga caso de lo que le dice la oposición porque los gallegos no queremos volver al 2006 cuando Galicia ardía sin control por los cuatro costados”, le recomendó. Quintana zanjó el debate precisando que el dispositivo contraincendios de Galicia “es el más eficiente de todo el territorio español” y, molesta por la atribución del enchufismo que hizo la oposición, reclamó “respeto para los alcaldes que cumplen [en la contratación de sus brigadistas] con los mismos requisitos que la Xunta”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon