Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las 13 maldiciones más famosas de la historia

por Maureen O'Hare In November 1922, English archaeologist Howard Carter discovered the tomb of 14th-century BC pharaoh Tutankhamun, an Egyptian treasure trove that had lain undisturbed for centuries. But, within months, a number of men connected to the excavation were to die in mysterious circumstances, such as fevers, blood poisonings, murder and suicide. Ancient mummies being rather spooky characters to mess with, rumours soon arose that the men had been struck down by the Curse of Tutankhamun. There's even a theory that a number of the more violent ends were masterminded by the British occultist Aleister Crowley, in revenge for disturbing the boy-king's tomb.So was it a mystical curse or rotten bad luck? Well, it's been pointed out that as there were 58 people present when the tomb and sarcophagus were opened, there were a large number who emerged unscathed from the experience - including Carter himself. And no doubt being an early 20th-century adventurer was a more high-risk career than most.Read on to discover 12 more of the world's most infamous curses.

La maldición de Tutankamón

En noviembre de 1922, el arqueólogo inglés Howard Carter descubrió una tumba del siglo XIV antes de Cristo perteneciente al faraón Tutankamón, un tesoro egipcio que había permanecido inalterado durante siglos. Pero, en cuestión de meses, un número de hombres conectados a la excavación comenzó a morir en circunstancias misteriosas, como fiebres, envenenamientos, asesinatos y suicidios.

Las momias antiguas son personajes bastante espeluznantes, es por eso que pronto surgieron rumores que decían que los hombres habían sido golpeados por la maldición de Tutankamón. Incluso hay una teoría que dice que estos hechos violentos fueron planeados por el ocultista británico Aleister Crowley, en venganza a la perturbación de la tumba del rey niño.

¿Fue una maldición mística o mala suerte? Bueno, han señalado que al momento en que abrieron la tumba y el sarcófago había 58 personas y un gran número de los que estaban ahí salieron ilesos de la experiencia, incluido el propio Carter.

© Action Press/Rex Features
image beaconimage beaconimage beacon