Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las aerolíneas españolas avisan: no enciendas el Samsung Galaxy Note 7 a bordo

El Confidencial El Confidencial 13/09/2016 M. A. Méndez

La pesadilla de Samsung con los Galaxy Note 7 que se incendian y, algunos de ellos, explotan, va a peor. Tras la recomendación el pasado viernes de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) de apagar los Galaxy Note 7 a bordo y no facturarlos en el equipaje, las aerolíneas poco a poco se han ido sumando a la medida. En España Iberia decidió ayer por la tarde instaurar la recomendación en todos sus vuelos y Air Europa lo anunciará a lo largo del día de hoy. Iberia Express, la aerolínea 'low cost' de Iberia, se ha sumado también a la medida en las últimas horas. Otras como Vueling aún lo están analizando.

Fuentes cercanas a Air Europa han confirmado a Teknautas que la empresa se va a unir también a las recomendaciones establecidas por EASA. Su directiva se había reunido esta mañana para abordar el tema y la decisión será la misma que ha tomado Iberia o Iberia Express: pedir a los pasajeros que no enciendan ni carguen el Note 7 a bordo, y que tampoco lo facturen. Air Europa de momento avisará de la medida en su pagina web (publicará el comunicado a lo largo del día), aunque aún no ha decidido si avisará a sus pasajeros también en los mostradores a la hora de facturar y dentro del avión con anuncios de la tripulación. 

Iberia sí ha puesto en marcha un protocolo para que el personal de la compañía avise a los pasajeros en los aeropuertos, a la hora de facturar, y también dentro del avión. "Estamos desplegando un plan para para explicar la situación a la tripulación y que sean ellos los que avisen a bordo del avión de que no se puede tener un Samsung Galaxy Note 7 encendido, ni cargarlo, ni facturarlo. Además, en caso de que se les caiga durante el vuelo o lo pierdan, deberán avisar inmediatamente a la tripulación", explica un portavoz de la compañía.

© Proporcionado por El Confidencial

Iberia Express anunciará también la medida en su página web aunque están estudiando si es necesario hacerlo también en los aeropuertos y dentro del avión. "En las próximas horas tomaremos una decisión al respecto", comenta un portavoz. Un portavoz de Vueling señala que aún están analizando qué hacer al respecto. 

Las primeras aerolíneas en prohibir por completo el uso del Galaxy Note 7 a bordo de uno de sus aviones fueron las australianas Qantas y Virgin Australia. Horas después hubo un goteo de empresas que decidieron tomar la misma medida: Singapur Airlines, Emirates, Etihad... En el caso de países como Emiratos Árabes Unidos, fue su propia autoridad de aviación civil la que impuso la prohibición. "La autoridad general de aviación civil ha prohibido utilizar, cargar y llevar en un bolsa a bordo un Galaxy Note 7 en los vuelos nacionales", explicaba en un comunicado. "La medida busca evitar la posibilidad de que las baterías de estos dispositivos causen incendios".  

En Estados Unidos, la administración federal de aviación ha "recomendado" a los viajeros que no enciendan, carguen o lleven este modelo a bordo. La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha seguido los mismos pasos desde el viernes día 9, y ahora son las compañías aéreas españolas las que se están sumando a la recomendación.

Pérdidas millonarias para Samsung

La situación para Samsung no puede ser más delicada. La compañía canceló las ventas mundiales del Galaxy Note 7 el pasado 2 de septiembre, poniendo en marcha un programa de reemplazo para aquellos que ya hubieran comprado uno. En España el móvil no llegó a lanzarse oficialmente (tenía que salir a la venta el 9 de septiembre), por lo que el impacto es menor, pero la coreana había ya cerrado más de 50.000 reservas en nuestro país. Es decir, 42,5 millones de euros de pérdidas.

Koh Dong-jin, presidente de Samsung Electronics’ Mobile, en el anuncio de la decisión de Samsung de detener las ventas mundiales del Galaxy Note 7. (Foto: Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Koh Dong-jin, presidente de Samsung Electronics’ Mobile, en el anuncio de la decisión de Samsung de detener las ventas mundiales del Galaxy Note 7. (Foto: Reuters)

El impacto de la cancelación mundial de las ventas del Note 7 está siendo brutal para Samsung. Ayer la compañía se había dejado hasta 14.000 millones de dólares en su capitalización de mercado, con una caída de más del 7% de su acción, aunque en las últimas horas se ha recuperado ligeramente. Aún así, la caída es superior a lo que esperaban la mayoría de los analistas.

"El sentimiento empeora a medida que los reguladores lanzan avisos y los problemas continúan incluso después del llamamiento a la sustitución, y la caída parece mayor de lo esperado porque Samsung no solo tienen que lidiar con los costes directos de esa sustitución, sino por el coste de oportunidad", ha declarado el analista CW Chung al  'Financial Times'. Está por ver cuál será el impacto final total para Samsung, pero algo está claro: es su mayor crisis de producto y corporativa en décadas.

(Foto: Reuters) © Externa (Foto: Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon