Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las aplicaciones más útiles para viajar al extranjero (aunque no tengamos internet)

El Confidencial El Confidencial 29/06/2016 S. Ferrer

Llega el verano, el calor y las vacaciones. También la lucha por la supervivencia en países de incomprensible idioma e indescifrable transporte público. Por suerte, este año será el último con 'roaming' en Europa, puesto que desaparecerá de forma definitiva en junio de 2017. Mientras llega ese día, o de cara a viajes fuera de nuestro continente, en Teknautas recopilamos aplicaciones que pueden salvarnos la vida en el extranjero, con o sin conexión a internet.

Para orientarse por la ciudad

Las dos aplicaciones más útiles a la hora de guiarnos por cualquier ciudad, Google Maps y CityMapper, cuentan también con un modo 'offline' para viajes al extranjero.

Google Maps (iOS y Android) funciona sin internet y lo hace muy bien. La aplicación permite descargar zonas sin conexión de hasta 120.000 kilómetros cuadrados. Por comparar, esto supone un área más grande que la de la Comunidad Autónoma más extensa de España, Castilla y León, que apenas supera los 90.000 kilómetros cuadrados.

Gracias a esta opción podremos descargar sin problemas la ciudad que visitemos, y en algunos casos casi el país entero. Para ello podemos buscar una localización mientras tengamos conexión —desde España o en el hotel— y seleccionar abajo el nombre de la ciudad; se abrirá el menú correspondiende en el que deberemos darle a Descargar.

Las descargas pueden ocupar hasta 500 MB, así que debemos estar seguros de que nuestro móvil cuenta con suficiente espacio libre. Una vez almacenado el mapa en el 'smartphone', podremos guiarnos gracias al GPS del terminal. Como curiosidad, el archivo caduca a los 29 días, por lo que no pasa nada si nos olvidamos de borrarlo al volver a España.

Las búsquedas con Google Maps sin conexión son muy limitadas, y al carecer de internet es imposible tener en cuenta factores como el tráfico. Pero la desventaja más importante es que sólo calcula rutas en coche, no a pie, bici ni transporte público. Aunque la falta de autobuses y metros es una pena, podremos guiarnos como peatones sin demasiados problemas, aunque la 'app' no muestre la ruta, viendo el movimiento del punto azul sobre la pantalla.

CityMapper (iOS y Android) permite guardar viajes enteros de forma 'offline'. Por ejemplo, podemos ver cómo ir del hotel al aeropuerto en transporte público desde la habitación, y descargar ese recorrido. Para ello sólo hay que seleccionar un trayecto y marcar la estrella que veremos arriba en la pantalla. Además, si entramos en la 'app' cuando no tengamos conexión, veremos un mapa con el metro de la ciudad. Este servicio está disponible en más de treinta ciudades, que van de Londres a Nueva York, pasando por Tokio, por lo que resulta buena idea comprobar antes de las vacaciones si es compatible con nuestro destino.

© Proporcionado por El Confidencial

Guías y traductores

Hace unos años, junto a la cámara y la botella de agua, cualquier turista digno de ese nombre llevaba una guía de la ciudad o el país en cuestión. Gracias a aplicaciones como las de Lonely Planet esto ya no es necesario. Un peso y una preocupación menos.

Lonely Planet, famosa por sus guías en papel, cuenta con una aplicación gratuita de gran calidad (iOS y Android) —eso sí, de momento sólo en inglés— con casi cuarenta ciudades disponibles. En una sola 'app' podemos guardar información de Venecia, Estambul y Moscú: una vez descargado el destino deseado veremos un mapa de la población que también podremos descargar para su consulta sin internet.

Esta aplicación no sustituye a las guías en papel, que también pueden adquirirse en formato electrónico, pero sí cuenta con mucha información útil. Qué ver, dónde comer, dónde comprar, dónde dormir... Todo cerca de nuestra localización. También informa de los sitios imprescindibles con una pequeña descripción, su precio, horario, teléfono y demás información de interés.

Como opción alternativa a estas guías, Minube (iOS y Android) es un clásico que nunca defrauda; con recorridos y recomendaciones que se adaptan al tipo de viaje. Y para los más gurmés, TripAdvisor (iOS y Android) y Yelp (iOS y Android) son una apuesta segura para encontrar restaurantes, tiendas y establecimientos auténticos, alejados de las zonas para guiris.

Ya sabemos dónde ir al dejar las maletas pero, ¿cómo se pregunta dónde esta el baño en alemán? ¿Y en chino? Donde nuestro inglés nivel medio no llega, los traductores automáticos facilitan la comunicación durante los viajes. Microsoft cuenta con uno gratuito (iOS y Android) que vale la pena instalar antes de salir: acierta bastante, muestra el texto en grande a nuestro interlocutor e incluso traduce carteles a través de la cámara. En este sentido, el viejo traductor de Google (iOS y Android) cumple la misma función sin problemas, aunque no está tan orientado a los viajes.

A man walks past an electric car from the car sharing company Car2Go, shown parked in front of their offices in San Diego, California September 1, 2015. REUTERS/Mike Blake © Proporcionado por El Confidencial A man walks past an electric car from the car sharing company Car2Go, shown parked in front of their offices in San Diego, California September 1, 2015. REUTERS/Mike Blake

De Car2go a Uber

¿Eres un usuario habitual de Car2go? ¿Utilizas Uber cada semana? Con las prisas del viaje es fácil olvidar que estos servicios están disponibles en muchos otros países. La aplicación es la misma que la que utilizamos en España, por lo que no hay que descargar ninguna nueva. Por supuesto será necesario contar con conexión a internet para utilizarlos.

El usuario de Car2go español puede alquilar estos coches eléctricos en toda Europa: además de en Madrid, el servicio está disponible en otras trece ciudades, que incluyen Roma, Amsterdam, Berlín y Viena. Para conducirlo en otra ciudad tan sólo hay que aceptar los Términos y condiciones de uso del país antes de la primera reserva. Los precios pueden variar pero, la mayor desventaja, es la obligación de tener internet en el móvil a la hora de coger el coche. Por este motivo, la utilidad del servicio no alcanzará su máximo potencial hasta el fin del 'roaming' en Europa.

Más sencillo es el uso de Uber, pues podemos pedir el coche conectados desde el hotel o el restaurante y no tener que preocuparnos más. El servicio está disponible en una enorme cantidad de países de los cinco continentes. Viajar es gratificante, y más con un 'smartphone' repleto de aplicaciones útiles en el bolsillo.

(EPA) © Externa (EPA)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon