Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las app que utilizan miles de personas para protegerse (y por qué tienes que pensártelo)

El Confidencial El Confidencial 01/09/2016 Eva Bárcena

¿Cómo puedo avisar rápido a alguien si me pasa algo? Esa pregunta que tantas veces ha pensado cualquiera que vuelva solo a casa por la noche, que pase por una zona conflictiva o que vaya intranquilo por la calle. Llevar el teléfono móvil en la mano se ha vuelto una costumbre, y era cuestión de tiempo que nacieran aplicaciones que permitieran lanzar una alarma en caso de peligro.

Pero antes de descargarlas hay que tener muy claro cómo funcionan, porque como explica Jorge Morell, licenciado en derecho y experto en términos y condiciones gracias a su blog, aunque tienen mucha utilidad "suponen una renuncia absoluta a la libertad de movimiento". 

Aplicaciones como Companion, creada por unos estudiantes de la Universidad de Michigan, están pensadas para tener un ‘acompañante virtual’ si te sientes en peligro. Para ello, recogen todo tipo de movimiento, incluso sin estar usando el programa. Además, da la opción de enviar fotografías, audio y todos tus movimientos a las personas elegidas si algo no va bien. “Desenchufar de forma brusca unos auriculares, por ejemplo, ya lo entiende como una alerta”, explica Morell.

“No está claro cómo se recoge la información, cómo se transmite, cuánto tiempo se guarda y tú estás marcando tu vida con todo detalle”, añade. La política de privacidad está tan poco desarrollada que tampoco repara en qué se haría con los registros de voz o fotografías de cualquier persona que esté junto al usuario. 

“Son un desincentivo para el atacante”

Para los que no dominen el inglés, existe Care Us una aplicación española que crea también una “red social de protección”, como la denomina Juan Carlos Iglesias, ‘padre’ de la criatura. Alrededor de 4.000 personas la usan desde su salida al mercado hace año y medio. 

Care Us te ofrece dos opciones: precaución, un botón amarillo, y SOS, un botón rojo. En la primera, se van enviando fotografías, audios y mapas con tu posición a quien tu elijas de forma permanente. Si se aprieta la segunda opción, la alerta no solo llega a tu circulo, sino que cualquier usuario que esté cerca puede ver la alerta. 

Iglesias explica que es padre de tres hijos, y la idea surgió tras ver “por milésima vez a los padres de Marta del Castillo en la televisión. Pensé en la angustia de que mis hijos desaparecieran y no tuviera ninguna prueba para buscarles”. Repasa los casos más mediáticos de memoria. “Si esos chicos hubiesen apretado un botón sabríamos qué ha pasado con ellos”.

Aunque las condiciones de uso de Care Us no son fáciles de encontrar en la plataforma o en la web, Iglesias explica que las pruebas que se recogen “solo pueden ser vistas por el círculo, ni siquiera por la persona que las envía para evitar que el agresor sea consciente de lo que se está registrando”. Todos esos datos son conservados por la empresa “unos días” antes de ser eliminados, por si “la policía pudiera disponer de ellos”.

“Pongo la mano en el fuego  que se hundirían los casos de agresiones si se extendiese su uso”, insiste Iglesias, “es un desincentivo, hay que ser idiota para continuar con una agresión cuando alguien puede aparecer y se está grabando todo”.

AlertCops, la opción de la Policía Nacional

En general, la mayoría de los usuarios pone su ‘pero’ en el miedo a estar localizados, especialmente por el miedo a quién podría llegar a usar esos datos con una mala idea. Desde la Policía Nacional explican que tampoco hay que crear alarmismo y que hay que tener “sentido común y unas medidas de seguridad obvias”.

Aún así, el CNP, junto a la Guardia Civil, poseen su propia app de seguridad, AlertCops, con diversos botones de denuncia: robo, vandalismo, agresión, violencia de género, agresión sexual, acoso escolar, perdido… “La alerta salta al cuerpo policial que corresponda, y a su vez a la comisaría o cuartel más cercano gracias a la geolocalización”, explican. Además, garantizan que esos datos “no serán cedidos a ningún caso a terceros no pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon