Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las betas de iOS10 y macOS Sierra ya están aquí: ten cuidado si decides instalarlas

El Confidencial El Confidencial 08/07/2016 Teknautas

iOS 10 y macOS Sierra ya están aquí. O, por lo menos, sus betas ya están abiertas al gran público. Si tienes un iPhone, un iPad o un Mac puedes descargarte una versión previa de los nuevos sistemas operativos, cuya salida está prevista de cara al otoño, en algún momento a partir de finales de septiembre.

Apple ya permite descargar las dos versiones preliminares de los sistemas operativos pero es interesante tener presentes varios aspectos antes de instalarlos ya que pueden tener más contras que pros. El principal es la cantidad de 'bugs' a los que te vas a tener que enfrentar. Una versión beta es un campo de pruebas en el que los desarrolladores tienen un producto inacabado que tienen que pulir y lo hacen gracias al 'feedback' que consiguen de usuarios y otros programadores que trastean con el mismo para tratar de mejorarlo de cara a la versión final.

En el pasado, se han dado casos de betas que han alterado el normal funcionamiento del wifi o que ocasionaban que aplicaciones de uso frecuente, como Facebook o Facetime, dejaran de funcionar de manera correcta. Sí es cierto que las betas públicas suelen ser más estables que las primeras betas que aparecen para desarrolladores por lo que puedes esperar unos mínimos de estabilidad.

Apple acostumbra a renovar las betas cada quince días por lo que también puede ser aconsejable tener cierta paciencia. Será más estable una versión aparecida a finales de este mes, o en pleno agosto, que la que se acaba de hacer pública. Y no sólo es interesante tenerlo en cuenta por temas de estabilidad, sino también por una cuestión de batería.

Las primeras versiones de los sistemas operativos suelen ser muy exigentes con las pilas de los dispositivos ya que el principal cometido del equipo de desarrollo es lograr que el conjunto de aplicaciones funcione bien antes de entrar a pulir el código para mejorar la experiencia del usuario.

Instalar una beta no es un proceso irreversible, aunque si no te convence y quieres volver atrás, tienes que asumir que vas a perder todos los datos generados durante el tiempo que ha durado la prueba. Antes de dar el salto, tienes que hacer una copia de seguridad de tus datos en el último sistema operativo y podrás volver atrás y borrar tu perfil en la beta, lo que te llevará de nuevo a esa copia de seguridad que habías hecho en su día. Todas las fotos, documentos o conversaciones que hayas mantenido durante esos días, se perderán en el limbo.

(Reuters) © Reuters (Reuters)

¿Cómo descargo las betas?

Si eres consciente de los riesgos pero quieres probar lo nuevo de Apple, como la remozada versión de iMessage en iPhone o Siri en el Mac, tienes que entrar en este enlace, pulsar en Sign Up y registrarte con tu ID de Apple. En iOS 10 aparecerá un botón llamado Download Profile. Al pulsarlo, se iniciará el proceso de instalación.

En macOS, el nuevo nombre de OS X, verás un código de descarga una vez te hayas registrado con tus datos. Verás un botón que dice Download the macOS Sierra Public Beta. Al pulsarlo, te llevará a la Mac Appstore, donde tendrás que utilizar el código para que se inicie la descarga.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon