Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las cuatro claves para que tu pareja 'sobreviva' al verano

El Mundo El Mundo 13/06/2014 P.RIVERA

"Las vacaciones deberían ser los días más felices del año, donde la armonía y el bienestar esté presente en la pareja y no un periodo de hostilidades y reproches", afirma Mila Cahue, psicóloga especializada en asuntos de pareja y la autora del libro 'Amor del Bueno'.

© Proporcionado por elmundo.es

En él - la primera entrega de la colección 'Tu vida en Positivo'- recoge los trucos para conseguir que el verano no apague la llama, ni levante asperezas en la pareja que puedan desembocar en su separación.

Con su experiencia como psicóloga de pareja en el Centro de Psicología Álava Reyes, Cahue ha comprobado que tras el verano las tasas de separaciones y divorcios se disparan, y las causas que ella apunta son dos: el exceso de tiempo que se pasa en pareja o la poca comunicación que se tiene durante el año y que refleja su efecto negativo durante las vacaciones.

¿Es posible luchar contra esta situación? La autora cree que sí, que unas sencillas pautas, concretamente cuatro, pueden conseguir que la pareja 'sobreviva' al verano.

  1. Mantener la rutina compartida de responsabilidades: las duchas de los niños, las cenas, las lavadoras... Se puede crear un cuadrante de tareas que ayude a organizarse a las parejas. La espontaneidad en estos temas puede desembocar en discusiones, absolutamente innecesarias si se llevan más o menos las cosas claras.
  2. Poner en común el 'planing' de las actividades de ocio: cuáles van a ser por separado, cuáles juntos, y cuánto tiempo se va a dedicar a cada una de ellas. El reparto tiene que ser equilibrado, porque ambos cónyuges han de sentir que están de vacaciones. Es reconfortante tener la sensación -recíproca- de que la pareja respeta los espacios del otro.
  3. Abordar el tema de las familias, de uno y otro miembro de la pareja: Cuñados, suegros, primos, hermanos... Viajar en familia es un buen plan y es importante que haya convivencia, pero no demasiada. 'Lo poco gusta y lo mucho cansa' que dice el refrán. Es saludable que cada grupo familiar tenga sus espacios y sus actividades.
  4. Aprovechar las vacaciones para reforzar la pareja: Planes los dos solos, dedicarse tiempo especial y de calidad aprovechando el ambiente de relax fuera de la rutina y los horarios del día a día.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon