Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las desastrosas consecuencias del Brexit para el I+D europeo (y español)

El Confidencial El Confidencial 20/06/2016 Sergio Ferrer

Este jueves los británicos votarán si desean que su país permanezca en la Unión Europea... o no. En los últimos meses se ha hablado mucho de las consecuencias, ventajas e inconvenientes que un hipotético Brexit supondría para cada ámbito, desde la economía a la política, pasando por los inmigrantes. Reino Unido es una potencia mundial también en ciencia, y su salida repercutiría tanto a su sistema de I+D como al de toda Europa.

Los investigadores británicos ya se han posicionado en su mayoría en contra del Brexit. Según una encuesta llevada a cabo por 'Nature' entre 907 científicos que trabajan en Reino Unido, el 83% quiere que el país permanezca en la UE. El editorial de la misma revista publicado la semana pasada abogaba por la permanencia, defendiendo la importancia de la colaboración internacional para el desarrollo del conocimiento. Proyectos europeos con elevada participación anglosajona, como el CERN y el Human Brain Project, son ejemplos del valor de la cooperación.

Valorar el impacto que tendría este divorcio sobre la ciencia no es tarea fácil. "Incertidumbre" es la primera palabra que pronuncia al teléfono el investigador del Imperial College de Londres y presidente de la Comunidad de Científicos Españoles en Reino Unido (CERU), Eduardo Oliver, al hablar de las consecuencias generales del Brexit. Pero respecto al I+D lo tiene claro: la salida sería mala para todo el mundo: "Saldríamos perdiendo todos. La unión hace la fuerza y más en estos tiempos".

El informe publicado por la Royal Society apunta en esta dirección [PDF]. Según el documento, Reino Unido es uno de los mayores receptores de fondos de investigación de la UE: entre 2007 y 2013 recibió 8.800 millones de euros, frente a los 5.400 millones que aportó a este fin. Estas cifras, corregidas respecto al PIB, permiten concluir que el país británico es el segundo más beneficiado —después de Países Bajos—, según muestra la siguiente gráfica:

Diferencia entre los fondos de investigación recibidos y el PIB. (Royal Society) © Proporcionado por El Confidencial Diferencia entre los fondos de investigación recibidos y el PIB. (Royal Society)

Además de estos fondos europeos, Reino Unido también tiene acceso a programas para contratar personal investigador como las becas del Consejo Europeo de Investigación (ERC por sus siglas en inglés) y las de Marie Curie. La siguiente gráfica extraída del informe de la Royal Society deja clara la importancia que estas becas ERC suponen para el sistema científico británico:

Dinero recibido en materia de becas (Royal Society) © Proporcionado por El Confidencial Dinero recibido en materia de becas (Royal Society)

Con más de 1.600 millones de euros de las ERC y unos 1.100 millones de las Marie Curie, Reino Unido es el principal beneficiado de estos fondos. ¿Perdería este presupuesto en caso de 'brexit'? Todo depende de los acuerdos posteriores que se alcanzaran, pues países como Suiza e Israel también se benefician de este dinero. Oliver, sin embargo, no tiene dudas de que se verían mermados: "Sería en menor número y no podrían decidir a qué áreas destinarlas. No estarían en los procesos de decisión".

La conclusión, según Oliver, es que "Reino Unido quedaría aislado en lo que a fondos y políticas científicas se refiere". A esto hay que sumar las posibles trabas a la libre circulación de los ciudadanos. La ciencia británica tiene siglos de grandeza, pero esta también es debida en parte a la gran cantidad de científicos extranjeros que trabajan allí: "El 30% son extranjeros, una fuerza laboral muy importante por número y calidad". Es improbable que un investigador de alto nivel tenga problemas para conseguir un visado, pero según el español, es posible que muchos otros prefirieran alternativas más sencillas como Alemania.

El consenso entre la comunidad científica sobre las consecuencias del 'brexit' para la investigación es grande. A la encuesta de 'Nature' hay que sumar la carta que Stephen Hawking envió al 'Times', firmada junto a 150 colegas de la Royal Society. En esta se valoraba la salida como "un desastre" para la ciencia. En términos similares se posicionan Peter Higgs y otros doce premios Nobel.

Este "desastre" alcanzaría a la Unión Europea y, por lo tanto, a la propia España. No sólo por la menor movilidad de los investigadores y la disminución en los fondos, sino por la pérdida de un socio cuya I+D se encuentra entre las mejores del mundo. "El sistema europeo de ciencia funciona muy bien y cada vez mejor, en parte gracias a Reino Unido. Si se van perderán socios tan potentes como Alemania, Francia o la propia España. Y los miembros de la UE los perderían a ellos", concluye Oliver.

Stephen Hawking, el investigador británico más popular. (EFE) © EFE Stephen Hawking, el investigador británico más popular. (EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon