Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las energéticas lavan su imagen: 'Poner dos lavadoras cuesta igual que una barra de pan'

El Mundo El Mundo 29/05/2014 VÍCTOR MARTÍNEZ

El sector energético ha iniciado una campaña para lavar la imagen «incorrecta e injusta» que, según denuncian los ejecutivos de las grandes compañías, tiene a ojos de la sociedad. El Club Español de la Energía (Enerclub) presentó ayer un libro que destaca la contribución de eléctricas, gasísticas y petroleras al país en términos de PIB, empleo...y, a su vez, carga contra la percepción negativa sobre el alto coste de las tarifas.

«En España, la percepción ciudadana sobre el sector energético no se correlaciona con su importancia estratégica, su valor y su relevante contribución a la sociedad. El sector tiene el importante reto de mejorar su reputación», argumenta el estudio.

El libro incide en que el gasto medio por hogar destinado a la electricidad es menor que el de otros sectores como las telecomunicaciones o los seguros. El documento ilustra la comparación enfrentando el gasto de una barra de pan (40 céntimos) con el de poner una lavadora de cinco kilos de carga (0,23 euros) o el coste de trasladarse en coche a San Lorenzo del Escorial desde Madrid frente al del turismo o restauración de esta visita.

El presidente de Enerclub y consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, aseguró ayer que un hogar español paga al día entre 1,5 y 1,9 euros por el suministro eléctrico. «Puede ser una carga onerosa para alguna familia, pero también debe servir para estudiar las razones que llevan a que esos costes sean superiores», apuntó en relación a las «subvenciones» incluidas en la factura y que «nada tienen que ver con el suministro eléctrico».

El coste del recibo en España ha sufrido aumentos superiores al 60% durante la crisis y se sitúa por encima de la media europea, según los datos de Eurostat. Villaseca vinculó este incremento al de los costes regulados del sistema y no al del precio de la energía, que se encuentra por debajo de otros mercados comparables.

El sector energético también ha acusado recientemente en términos de imagen sus enfrentamientos con el Gobierno. El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha denunciado públicamente los mayores márgenes de las petroleras españolas frente a sus homólogas europeas y, a su vez, ha vinculado a las eléctricas con una presunta manipulación del mercado mayorista. La ComisiónNacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) mantiene abiertas varias investigaciones sobre el sector por hipotéticos pactos de precios o competencia desleal.

Villaseca no quiso valorar estas acusaciones ni tampoco el impacto que tiene sobre las empresas del sector el fichaje de ex políticos para sus consejos de administración o las millonarias retribuciones de sus ejecutivos al asegurar que no es algo «singular» del negocio energético.

En cambio, el presidente de Enerclub cifró en 130.000 millones de euros la inversión del sector en España entre los años 2000 y 2012 y en 420.000 los empleos generados de forma directa o indirecta. «El empleo del sector se caracteriza por su elevado nivel de productividad, 14 veces mayor que en el promedio de la economía, alta calidad y cualificación y muy baja temporalidad», explicó. El estudio resume este impacto en una contribución anual de 32.000 millones de euros sobre la economía española, equivalente un 3,1% del PIB del país.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon