Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las grabaciones del PP de Valencia: "En este país lo único que funciona es la corrupción"

El Mundo El Mundo 15/03/2016
La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, durante su comparecencia / EFE © EFE La ex alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, durante su comparecencia / EFE

Los dirigentes investigados en el marco de la Operación Taula, el caso que ha permitido desmantelar la "organización criminal" del PP valenciano, utilizaron sus teléfonos para quejarse de las falsas donaciones de 1.000 euros que les pidió el grupo municipal popular del Ayuntamiento de Valencia para financiar la última campaña electoral de Rita Barberá.

La Guardia Civil interceptó el 15 de abril de 2015, a las 21:30 horas, una conversación entre María José Alcón -actual esposa del ex vicealcalde de Valencia Alfonso Grau, detenido en otro caso de corrupción y uno de los acusados en Nóos- y su hijo, Vicente Burgos Alcón, en la que le traslada cómo una de las personas de la máxima confianza de Barberá, la secretaria de grupo Mari Carmen García Fuster, le pidió que ingresara en la cuenta 1.000 euros que les devolverían en dos billetes de 500."Han hecho una trampa en el partido, que me han dado 1.000 euros en dos billetes de 500, dinero negro (...) Y yo les tenía que hacer una transferencia legal de mi cuenta, o sea, para blanquear dinero vamos, corrupción política total, pero bueno". 

Alcón es la ex concejal de Cultura del Ayuntamiento a la que Marcos Benavent, el 'yonki' del dinero, grabó durante años contando billetes procedentes de supuestas mordidas.El juzgado de Instrucción 18 de Valencia, la Fiscalía Anticorrupción y la Guardia Civil investigan una trama, organizada y jerarquizada, con ramificaciones internacionales, que habría revestido de legalidad numerosos contratos públicos para morder de adjudicaciones de la Diputación, la Generalitat y ayuntamientos como el de Xàtiva o Valencia.

La investigación apunta a que la organización se repartía entre un 2% y un 3% por cada contrato público supuestamente amañado, la cantidad variaría en función del cargo que pedía la comisión y su responsabilidad dentro del entramado. Una parte de ese dinero se habría destinado a financiar el partido en Valencia. El magistrado-instructor del caso Taula, el juez Víctor Gómez, acordó este lunes el levantamiento parcial del secreto de sumario, en concreto de la pieza que investiga el pitufeo de los 1.000 euros en la última campaña electoral de Barberá.

El juez ha prorrogado un mes más el secreto de la causa principal y ha ofrecido a Barberá y al otro aforado investigado por blanqueo de capitales, el diputado autonómico Miquel Domínguez, la posibilidad de declarar de forma voluntaria ante el juzgado de Instrucción 18 antes de enviar la exposición razona al Tribunal Supremo para proceder a su interrogatorio en calidad de investigada -antes de la reforma de la ley imputada-.La investigación ha sacado a la luz un caso muy concreto que apunta a que destacados miembros del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valencia aportaron 1.000 euros por cabeza para financiar la campaña electoral de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo de 2015.La conversación entre María José Alcón, quien tuvo el teléfono pinchado durante varios meses, y su hijo fue fundamental para que los investigadores siguieran tirando del hilo.

Según recoge el sumario, al que ha tenido acceso EL MUNDO, en ella la mujer de Grau confirma "la existencia de un dinero no declarado en poder del partido político con el que Alcón se identifica -el PP-, dinero que a juicio policial puede provenir de contraprestación ilícitas en el campo de la contratación pública".Este dinero no declarado que se movía en el grupo municipal del PP sería, según la propia Alcón, entregado en mano a una serie de personas con la condición de que éstas realizasen una transferencia bancaria de la misma cantidad de dinero desde una de sus cuentas, como si de una donación se tratase. "Pero, ¿quién te ha dado a ti eso? ¿Rita?", le dice su hija, a lo que Alcón responde "Mari Carmen".

"Entonces a mi me han dado mil euros en dos billetes de 500 que es dinero negro obtenido..." añade la ex concejal. La conversación entre madre e hijo acaba de este modo: "como tú me dijiste una vez y tienes más razón que un santo, en este país lo único que funciona es la corrupción". Así, sin complejos.Las conversaciones incluidas en el sumario recogen el interés de los investigados por el recorrido de la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, la preocupación por si afectaba al matrimonio Alcón-Grau y los verdaderos motivos del distanciamiento entre el ex vicealcalde y Barberá, a la que llaman 'butoni' -el hombre del saco en valenciano-.Los días posteriores al 15 de abril Grau se moviliza para apoyar a su mujer e incluso recurren a un ex concejal del PSPV en Calpe, Joan Morató, para que pida al grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Valencia que se retire del caso Nóos y así evitar sentarse en el banquillo.

En este municipio de la costa de Alicante pasa el matrimonio sus vacaciones y Alcón admite que allí están "hinchando a gambas" a un concejal del PP para que le retiren una multa de tráfico a su hijo.La mujer de Grau admite por teléfono su enfado con Barberá porque su marido es el que está asumiendo todas las responsabilidades en Nóos, "es el chivo expiatorio".

Según Alcón, Grau le trasladó a Barberá que "hay un tema que he pagado yo y que sabes que es cosa tuya". "Alfonso la ha tenido muy gorda con Rita y le ha dicho que tenga cuidado con lo que hace y con lo que ha incumplido. Está la alcaldesa cagada" le traslada Alcón a su hijo para tranquilizarle.

El "favor" de Rita

Vicente Burgos Alcón -que también es hijo de otro de los detenidos, Vicente Burgos, ex marido de Alcón y ex gerente de la Fundación Jaume II El Just, donde trabajaba el yonki del dinero- le recomienda a su madre dejar la política para dedicarse a sus negocios inmobiliarios. Le dice que le pida un "favor" a la ex alcalde y cambie el PGOU para poder construir una finca. La ex concejal le comunica a su hijo que ahora las relaciones no son buena, a lo que éste le responde: "Dale unos billetes de 500, ya verás que rápido te lo cambia".

Finalmente Alcón es apartada de la lista tras las informaciones periodísticas que le señalaban como integrante de las trama del 3% y los pinchazos recogen cómo Grau se enfrentó a Barberá. Alcón criticó que la ex alcaldesa le obligara a contratar con su sobrino, Enrique Sospedrá Barberá, pero era ella la que tenía que abandonar la política después de que EL MUNDO publicara, en mayo de 2015, la conversación del 'yonki' del dinero sobre los favores al sobrino de la senadora del PP.La Guardia Civil concluye en sus informes que el PP de Valencia dispuso de grandes cantidades de dinero "de origen desconocido" y da por hecho que Barberá estaba al tanto.

Más en MSN:

Arpegio: 250.000 euros a dedo para educar en la abstinencia sexual

El letrado de Diego Torres desactiva al principal testigo del fiscal


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon