Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las operadoras de Internet niegan que negocien con la Generalitat la tasa del cine

EL PAÍS EL PAÍS 04/06/2014 José Ángel Montañés

Reunión de todos los ‘actores’ implicados y afectados por el nuevo impuesto que debe ayudar a financiar el maltrecho sector audiovisual catalán: políticos, académicos, productores, distribuidores, actores, técnicos y directores —como el premiado Juan Antonio Bayona— vinculados con el cine, el video y la televisión. Todos menos las directamente perjudicadas por la aplicación de la tasa: Las operadoras de Internet que tendrán que abonarla por cada una de las conexiones contratadas en Cataluña. Ayer, no estaban presentes las operadoras de Internet en el acto que reunió a más de un centenar de personas en la Filmoteca de Catalunya, en el que se anunció que, tras aprobar la Generalitat el anteproyecto de ley en marzo, la iniciativa sigue adelante: En julio comenzará a debatirse en el Parlamento y en octubre entrará en vigor.

Si el calendario se cumple según lo previsto, este mismo año, la Generalitat podrá recaudar 5,1 millones de los 20,5 millones anuales que previstos (tras cobrar 0,25 euros por conexión de datos). De las operadoras que trabajan en Cataluña (Ono, Orange, Vodafone y Telefónica), la última será la más perjudicada ya que tendrá que abonar unos ocho millones de euros al año.

El consejero Ferran Mascarell aseguró que ha habido reuniones con las operadoras para que acaben entendiendo que el impuesto también les beneficiará porque les permitirá nutrirse de contenidos para la red. El político, ha reconocido sin embargo que “todavía no se ha cerrado ningún acuerdo con ellas”. En enero, tras conocerse la iniciativa que partió de los Productores Audiovisuales Federados (PROA) y que ha capitaneado el departamento de Mascarell, las operadoras aseguraron que iniciarían “acciones legales”, si la tasa acababa aprobándose. El consejero recordó que las leyes se aprueban “para que se apliquen y funcionen. Sobre la base de la suma positiva conseguiremos un buen acuerdo. no es sencillo".

Horas después del acto, fuentes próximas de Ametic, la patronal de las operadoras, se reiteraba en la opinión que realizaron en dos comunicados de noviembre de 2013 y marzo pasado: “Se trata de un impuesto inadmisible, intolerable e injusto que no estamos dispuestos a aceptar", aseguraron. En cuanto al hecho de que la medida les beneficie, desde Ametic no dudaron en calificarlo de “argumento débil e insostenible” e insistieron en su idea de emprender acciones legales y llevar la medida a los tribunales, en el caso de que entre en funcionamiento. “No nos quedaremos con los brazos cruzados”, remacharon. A última hora del día, en un comunicado a EFE, el presidente de Ametic, José Manuel de Riva, aseguró que la tasa es “desequilibrada” e “intervencionista” y que el impuesto “no solo afectará a las operadoras, sino a otras empresas dentro de la cadena de valores que no están ligadas a las que transportan y distribuyen los contenidos”. Para de Riva no hay duda que el impacto de la tasa será algo “muy negativo”.

Durante el acto de la mañana se leyó un manifiesto de apoyo a la iniciativa en el que se recordaba que el sector debe adaptarse a los digital; que “Internet no es un extraño”, y que “no se está hablando de impuestos punitivos sino de creación conjunta, de complicidades y, en definitiva, de compartir el negocio”.

El audiovisual catalán está formado por más de 2.000 empresas en las que trabajan 11.000 personas y genera 2.500 millones de euros al año.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon