Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las tres claves del 1-O

Logotipo de Cadena SER Cadena SER 01/10/2017 Cadena Ser
© Proporcionado por Cadena SER

Tras un septiembre frenético por el desafío de los independentistas y la respuesta judicial del Gobierno central, ha llegado el día marcado el calendario. Tumbado el referéndum por el Constitucional y asfixiado por las incautaciones de estas semanas, Puigdemont confiaba en la movilización para escenificar la votación de los catalanes en la consulta secesionista convocada por el Parlament. Desde la madrugada, cientos de ciudadanos se concentraban en los colegios para permitir su apertura y el despliegue policial se preparaba para impedir colas de gente ante las urnas. Estas son las tres claves de una jornada tensa en las calles de Cataluña:

La actuación de los Mossos

En la última reunión de coordinación entre cuerpos policiales, se acordó que serían los Mossos los encargados de cerrar y precintar los colegios a las 06:00 horas del domingo conforme a la orden judicial dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Cuando se cumplía el plazo, los agentes de la policía autonómica, que ya habían advertido de que no actuarían si había riesgo de disturbios, han recorrido los colegios -muchos ya llenos de gente en sus puertas o dentro por los encierros del fin de semana- y se han limitado a levantar acta ante la afluencia de ciudadanos. La actuación ha generado aplausos de los congregados.

La pasividad de los Mossos, denunciada incluso en su primera intervención por el Delegado del Gobierno, ha propiciado la intervención de los antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que se han desplegado ante la colocación de urnas en algunos colegios. Horas más tarde, esa tensión se ha palpado en algunos incidentes en la calle, con mossos del lado de los manifestantes encarados a agentes de la Guardia Civil.

Las cargas policiales 

La llegada de los antidisturbios a algunos puntos de votación para requisar el material destinado al referéndum ilegal ha generado situaciones tensas con forcejeos. En algunos casos, los agentes han apartado y arrastrado uno a uno a los concentrados en las puertas de los colegios, como en el caso del centro donde tenía previsto depositar su voto el president Carles Puigdemont. Posteriormente, han accedido al local y han confiscado las urnas. 

En otros casos, han sido empujones y pisotones, por ejemplo, en el instituto Pau Claris

Los antidisturbios también han empleado pelotas de goma y han realizado disparos al aire para dispersar a grupos que protestaban en las calles. Según la Generalitat, hay al menos 337 personas atendidas por estos incidentes, algunos en estado grave. Un hombre se encuentra en estado crítico por un infarto tras ser desalojado un colegio y un joven ha sido intervenido de urgencia por el golpe de una pelota de goma. 

También el ministerio del Interior ha compartido un vídeo para denunciar "la lluvia de piedras" contra los agentes. 

Votación sin garantías

Si la transparencia de la votación ya estaba en entredicho por la opacidad del censo o del sistema de recuento, a 45 minutos de la apertura prevista de colegios, el Govern ha dado un nuevo giro al referéndum. Jordi Turull y Raul Romeva han anunciado que implantaban un censo electrónico universal -es decir, se podía votar en cualquier centro abierto-, se podían utilizar las papeletas impresas en casa y se podía votar sin sobre. El Gobierno central ha tachado de "bochorno electoral" este sistema que, según Rajoy, ahonda en el descrédito de la consulta ilegal. 

© Proporcionado por Cadena SER

La presión policial para impedir la votación y este cambio de las reglas ha dejado situaciones insólitas. Por ejemplo, en el Pau Casals, se vota sin censo. Los votantes llegan, entregan su DNI, y se anota su número en un folio en blanco.

En otros casos, se ha votado en la calle sin ningún tipo de control 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cadena SER

image beaconimage beaconimage beacon